sábado, 22 de diciembre de 2012

A ESA ABADÍA EN RUINAS CUYO NOMBRE NO RECUERDO (de Londres y Cercanías)

 
 






(desde: Londres y Cercanías)




A ESA ABADÍA EN RUINAS CUYO NOMBRE NO RECUERDO



Después de comer pescado frito        / y patatas cheaps
asegurando el malestar
de hígado a modo de penitencia/
/y grasa rebosada a modo de contrición /y arte de paisano
y hasta asegurar la sierra gris        plata metálica
a modo de usufructo
y cubana del entuerto a modo de salvación
sintióse monje extraviado a modo
de realidad en el sueño

y perdido en esa ausencia de cielo
y purgatorio presente a modo de intestinos

en ese paraíso del desastre
que el tiempo no asegura

dirigió a las ruinas:          esas visiones de aire
hiedras / donde lo natural conserva su dominio
tablones y espacios de luz fortuita y de tinieblas
seguras y rituales / lozanas y reverberantes

Cachondas nubes rechonchas transitaban
contra la quietud del cobalto y la escritura
Quirúrgicas enfermeras        sin ni uno como hombre
muy lejanas del libro y sus dominios

Y a la vista no accesible
una partida para nada de casual
de cuasi faldas francesas
y mulos hugonotes o tal vez católicos
porque vaya alguien a saberlo después de tanto revoltijo
Gui Gui                   como sonido de lagartijas frescas
escucha la deriva el rechinar que comanda
y él
yes yes                    a modo de batracio
y a esas otras escocesas en pasando
o sí sí                       en secuencia esperanzado
en modo a desencuentro entre los muros y las sombras
los jeanes / los cutis / las nubes cachondas

Y a seguir caminando por la yerba
y los senderos tablones detrás de la partida
y los ojos muy abiertos mirando las ausencias
no vaya ser que una paloma manifieste
entre las faldas movedizas y las piedras
y la nostalgia muera de milagro

arrugando el entrecejo
vio las sombras perfiladas: esas máquinas a vapor
esos rieles en avance
esas lanas movedizas
cambiando de lugar y afanes tenues
embistiendo los recintos
desperdigando los monjes
dejando no más que un campo fértil de turistas
y curiosas sonrisas
en la práctica de la confusión de idiomas
en un renovado ite misa est desmoronado

porque hay que ser muy realista cuando de ruinas se trata

y así no hubo ya ningún abad que pudiera
echarle una mano
o convencerlo de uno como hombre


frf
últimos ajustes, para su ingreso a
la Precaria de In-Éditos
el jueves 05 de noviembre de 2015



   
   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario