miércoles, 29 de febrero de 2012

LA CRUZ (de Apuntes para una Scarlett)

     





   
desde: incorporado en el octavo


(de: Apuntes para una Scarlett)



LA CRUZ




Polícrates, crucificado, traicionado por su avaricia
nos legó
esa oscura luz que inunda los mercados.

Jesús, crucificado también traicionado
por su mesianismo
nos heredó una secta que ya no lo espera
y una iglesia
que canjea los cupones y reparte las entradas.

Espartaco fue crucificado, por su ansia de libertad
y nos encendió una antorcha
de cenizas como chispas que iluminan
bastante, pero no mucho.

Si quieres ser crucificado, que algo te traicione.

¿Y qué / legarás?

Esta boca traposa y seca y jadeando
y suspiros
eternamente exhalando monedas rodadas
en rechazo sus extremos cambiando?

Esas crujideras de huesos, y llantos de pernos, y ecos de martillos
tobillos a la violeta, muñecas violadas
goteadas de sangre como lágrimas estupefactas
o traidoras para nuevo mito?

Esos alaridos que jadean cuando los pulmones
colapsan
las rodillas quiebran
para siempre decir nunca más o ay y ay ay ay y ay?

Pero algo queda
siempre algo queda.
Todo pasa por la mente del lector.

Elije tu dios y sabrás cómo renacerías
mientras puedas.

Así habrás vivido, así como cactus
así habrás muerto
y la rueda pitagórica de los nacimientos se detiene
en la teórica práctica del retorno
inventado como eterno fulero de pruebas
y ademanes:

el simpático mirón elige, su apasionado sufriente
va a la nada
con su nada, y retorna cual ave
dorada, traicionadamente sectaria
o libre.

Y si nada te convence Scarlita, pájara
de cuentas
escéptica en tu palidez de orquídea
los estambres en cruz
entonces trata con cicuta.

Podremos comprender la inmolación del bienamado
y los otros
para vergüenza de Critón
y su acerado realismo paranoico tan agrado de criaturas paupérrimas. 


----------------------------



Si con clavos, entonces a través de las muñecas, y los pies clavados de modo lateral. Y para comodidad del crucificado, una tabla soporte cruza en el vertical a la altura de las nalgas: ahí reposan. De lo contrario el cuerpo al colgar baja colapsando los pulmones y el ajusticiado muere, por asfixia, de manera muy rápida, y esa no es la gracia. Al quebrar las rodillas, el cuerpo derrumba sin sostén y la muerte acelera dada la incapacidad de respirar. En Israel, el quebrar las piernas, se exigía, si aún el viernes el crucificado estaba vivo, pues nadie debía permanecer en el árbol un día de descanso sagrado, y además: según la Ley: "maldito el colgado de un árbol". La crucifixión fue sostenida por los pueblos civilizados antiguos, y de ella fueron muy querendones los romanos: crucificaban a los asaltantes de caminos, (la Vías Romanas debían mantenerse seguras y expeditas) y a los que, sin ser romanos, se alzaban contra el Estado (las instituciones funcionan, la ley impera). Josué, crucificó a cuanto reyezuelo se le puso por delante.








  
  


   



CERTIDUMBRE (de Si tan sólo existieras)

  
  




























SUEÑO (de Si tan sólo existieras)

  
  


















  


  

REALISMO? (de Si tan sólo existieras)

  
  
















  
  

CONSTATACIÓN (de Si tan sólo existieras)

    
   
   










   
  

lunes, 27 de febrero de 2012

EL VUELO / de Si tan solo existieras /

  
  




5
EL VUELO
de Si tan solo existieras



Aquél in-cognoscible descolorido
in-alcanzable in-pronunciado
Nada:                             Montañas truchas
Todo    que le dicen       La gracia salvadora

Quien el terco corazón no acelera
ni sienta su hálito atrevido palpitar      ni deba
paloma
su inmerecida pena / incierto:
camino que retorna a la debacle / no dudosa

Aquél de inolvidables muertes /temidas tanto/
o tan sangrientas que den fama juvenil
llamas
muchas postales / camastros ecuménicos
ni humores vertidos en certificadas causas o deberes y delicias

Aquél //Ése// o fuego que le piensan ecu-clámsico
quien al no maestro habla y tan prudente
y en embrujo murmura su delirio:

Luz                 cruzando los pórticos de la llegada en la despedida
y él                 aquí      /escrito casual/       tan al paso:
que el rumor de la pluma se pierde en el polvo de la falta

es decir

lo mismo que un poco de Mafalda o mucho de ecuménico

Pero huele     y retorna
Aquél          En todo resquicio de calabazas partidas
Nada           El torbellino en el vacío más prudente

No sepa qué nos induce /si sientan su pena merecida/
al cual no somos su ansiosa pájara:

Palabras dulces           aquelarres de sentidos
o bellas                      concordadas en tardes y rojos de espanto
o culposos                  de las más fieras orgásmicas certidumbres
o cansancio                de arrepentidos y soberbios:

Perdiciones en el origen de la certeza
Como lo dulce mezclado a una semilla de natre

Certidumbres             donde un pichón de mirra
y Podridas ratas          y húmedas sapiencias
Perfuman fósiles         fresias en adviento

Ah los Sabores           Hijo de una torre de marfil
Y el fénix                   iluminada la ceniza / sacude y alza
donde la sílice            en el más experto corte o quiebre
a ramonear truchas     bajonear beatas

Humo         Que signa la zozobra
Nadita         Como el recuerdo olvidado de un recuerdo olvidado:
en el tiempo de la mirra

Y verdadera incauta:        no soporta su destino:
ni la carne putrefacto:     ni las calas negras / las medias rosas
el presbítero deduce en alemán y afirma cartílagos

De seguidores /en arsénicos expertos/ en opio acostumbrados
o las dulzonerías más edificantes
con olor a infante y su carburo donde pregonen
la luz exacta segura y tibia
de nuevos ritos infernales
una providencial máquina a dólares tristes
cercanos y remotos

Aquél no sirva de pañuelo      pero ensombra

Nada                    ni siquiera el venid y vamos
la danza                como ritual en naturales sapiencias ojerosas
el esperpento        signo de esperas / ilusiones o legumbres
donde la huella:    Del final cierto cambia el río
                            la laguna inquieta
en zombis             cantadores de presencia
                            extáticamente no dudosos

Aquél nombrado de ruiditos
cansado de rubores
urdido en las tinieblas

que no sí            poco de centeno / otro de cizaña
ni pueden           como la pequeña mostaza que se esparce
ni temieran         Pero consume de terror en lo incierto de los panes

Aquel                 en gozo florecido
ave                     sostiene su apariencia a volandero
o luz                   como inundando o salvado de las aguas
u otra cosa así     la certeza de lo incierto // lo refinado
ése                      desde la añoranza
ése                      agota la paciencia

No cruza       No arquea       No prende

Ah     pero fueron       /       a veces fueron bellas
tan bellas     Mueven     Matan

Todo              Porque poco saben cuando las costuras
                       ocultan en la fe de los misterios
Registran        Descoyuntas secuencias para ritos y signos
rezagando       las torpezas
Arrastran         Organizan el fuego y la ceniza y donde a cubierto
aseguran         mensualidad esperando por la nada


Permanece incólume / así todos gocen de tirito o compra
Aquél ave: agota la paciencia: No pasa No vuela 






  
  

viernes, 24 de febrero de 2012

LAS COSAS SE ESCRIBEN SOLAS o no se escriben (Desde libro en preparación: Menudencias y otras tripas)

   
  









LAS COSAS SE ESCRIBEN SOLAS o no se escriben
(Desde libro en preparación: Menudencias y otras tripas)

(en blog poesía, pero no registrado en FB: probablemente fue mostrado en la cuenta del Fernando Arturo, esa que el facebook destruyó, y se negó a devolver)


Los deconstructivistas, a su manera, crean la muerte: y van por el diseminado y el recipiente y la fuente de avellanas y lo difuso y lo concierne: como el gran origen, siempre que se le agarre la cola al texto se le muestre inconsistente, contradictorio, bueno para nada, entonces se lo desmonte, y, por supuesto, se lo pruebe plagio inconsciente de una caterva de intertextualidades camufladas, o, hasta intencionalmente farfullero y fulero, porque nada nuevo hay bajo el lecho de que en el principio era el verbo escrito y todo poderoso, ampliándose y diseminándose por las tripas de las tripas y otras menudencias:


Lo cual viene de:

DECÁLOGO DEL ESCRITOR / AUGUSTO MONTERROSO
(Tegucigalpa, 21 de diciembre de 1921 – México, D. F., 7 de febrero de 2003)

Primero:
Cuando tengas algo que decir, dilo; cuando no, también. Escribe siempre.


[Y no olvidar, jamás olvidar: el Quinto Mandamiento, que la poesía es coquetaza, y muchos: hacen todo lo posible para esquivar el bulto de sus pecados:]

Quinto:
Aunque no lo parezca, escribir es un arte; ser escritor es ser un artista, como el artista del trapecio, o el luchador por antonomasia, que es el que lucha con el lenguaje; para esta lucha ejercítate de día y de noche.

-----------------------------
Los otros los buscan por cuenta de cada cual: flojetes no deben ser incentivados.
-----------------------------

A veces, muy de en cuando pasa, al FaceBook postean entradas que dan para el gran palique; y uno desparrama, y los demás desparraman, y nadie se concentra, y todos aprovechan el desahogo, y quedamos dichosos y contentos, con el deber cumplido, orondos como mantis-tarántulas recién después de la cena dispuestas al descanso y la diseminación de los eructos.

El Decálogo de Monterroso fue un caso.

Pero la mayoría de las veces se disparatea sobre aquello que gusta tanto y otras bagatelas del oficio en la vida apixelada.



LAS COSAS SE ESCRIBEN SOLAS o no se escriben



Decidido: Prescindir del octavo:

Los otros nueve juzgaremos
que el azar llama
antes que la nada se nos eche encima
bien astutos
y nos envíe directo a los infiernos acogedores y tétricos
a incumplirlos de cuando en ves
así no miren la tardanza de los gusanos
o las cenizas:

Llegan de perillas           /siempre a la hora en punto:

No prescindamos de ninguno
absorbiendo
practicando: Noche y Día
y pobres como la susodicha
no pareciera /siguiendo los consejos
una pasadita por el purgatorio
a la caza de indulgencias plenarias y benditas
por mucho que cuesten un ojo de la cara

La hora undécima: Ésa
la de los quiubos y demases
ésa que toda la noche nos hace oír voces
las voces

Saber tanto como el Zorro
tantas cosas que olvidamos en el camino
perdidos insumiendo de tanto insomnio
cuando toda la noche algo gotea
o runrunea como lavadora desatada en medio
de lo oscuro:

Las cosas se escriben a solas / o no se escriben:

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiií

Preguntamos intrigantes             si todos sus / sí / son
tan hermosos Noche y día

Guerrera /escuchamos los cascos de tu caballo:
Un siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii sostenido
más bello que otro bemol bueno

se escribe: solo toda la noche escuchamos
esos cascos / esos runruneos / esos llamados a la batalla
o al silencio

Esos hasta dónde puedas sostener un si
/ sin mi / sin la lateralidad del encuentro
desde penumbras / desde el instante
/ sin tu sol todas las noches los rumores y las quejas

Las amazonas alumbrando herraduras /no para nada/
muestras cabalga duras y significantes
escuchan los cascos en el tambor de la tierra
Noche y Día
o más bien como lavadoras cucarras dándole
a mantener en vilo el vecindario
porque la electra cosas es más barata
cuando todos hacen como que duermen
pero en verdad están dedicados a otras cositas

Vaciarnos y vaciarnos
dejar lugar al antojo
al siguiente vacío
tu cuello          tu marca en la penumbra
vive / /muere aún la adolescencia
y la inocencia aún /en sostenido
aquellos días: negras alas
arrojan el cerebro /lo planean
al cuerpo de tu vacío
en medio los artefactos electro domésticos
aquellas noches como todas /escuchas
/ escuchas un pasar de cascos sobre la llanura y las aguas?

interesan los no       los nada       los ningunos
esas soledades adverbiales
remiten un re usado /polvoriento
un hay enmascarado
(eso también lo enseña Zaratustra)
y pasar al cambio de piel colado y adicto

(Lo mejor
un do de pecho en silencio
un sí negativo
camuflado humildito risueño
bataclán
agrega ironía de la parra
del laurel coronado
lo celebren las guerreras
las uríes ignoran el llamado)

Escribe siempre

El rumor errante de las aguas entrega sepulcros
al cuerpo llegan esos llamados
abren ventanas a la noche
encienden candiles al silencio
así calladita / dicen / soy más hermosa y virulenta
más la proto lavadora / esa que no deja pájaro parado

El Alma lo busca para enterrar su cuerpo
y
el pecho no /salvo los cristales
las raíces en la lluvia
camuflito y humildado toda la noche
con un a...do...lorido silencio:

Sinmi y Contusol resuenan
como las aves cruzando sobre las aguas
/ No no no /
re dominantes de tónica guerrera:
tambores al galope
cascos en el cielo
runruneos hasta más allá de la coronilla:

Negras alas              primos y primitas:
resonando:
¿qué sería de nosotros sin las primas?:
Quien no sabe primas               no conoce de la vida

El rumor del alma errante
aletea
bajo las viejas aguas nuevas y buenas
desde el sepulcro para abarcar el cuerpo
cerrando las ventanas de la noche
encendiendo el silencio
sonando los candiles
del día errante sobre los ecos

claridades fluyen las sombras errantes y telan
¿almas erráticas?

El alma es un pájaro que sufre sus aromas
los aromas del tiempo que pasa:
Chanel No 5 como destilado en las cumbres
Il y a 2 secondes:
Chanel No 5 en rechazo de metáforas /
pastillitas en azul /
y así noche tras noche
mientras las alas pasan
y sus gemidos pasan
y sin razones pasan
y sin embargo quedan esos sonidos redondos
y roncos acompasado en espirales de silencio
y motores como lavadoras desatadas

Las endorfinas las feromonas
aromas en las sombras errabundas
almas en pena sin o meta
fora: en medio lo femenino o su ausencia
sino meto la insistencia más callada
nimia el resultado compuesto
del rocío y de la mar más plácida más sonora
más engrifada más oleada de garras y nautilos
y hasta ronroneos y máquinas

Tu alma huele el sufrimiento de los pájaros

Parece que perdimos al Fernando en medio de las sábanas
y su silencio
y al Mateo
y su bullicio
y al Alejandro y sus anarcomas
y a la Carolina y sus libertinajes
y sus congojas:

Final de fiesta:
Quién se humilla?
Quién realmente re parte la tertulia
decía quien nada sabía
el Alma soporta infinitas cirugías
estéticas la muerte de la veces
religiosas cuando el infierno
Quién ensalza?

Aromas en las sombras errantes almas en pena
De los perdidos / será el Reino

No es azul ni vial de sangre azulada
ni es la pastillita pictórica ni son finas las monas
ni son menos endoplácidas
ni gracias al bajísimo
ni se puede inflar
el ego de esos ruidos en medio del silencio

okitoki: 01:41
hora de perderse en el zz zz que llama
/exige como una mariposa en espera
El sobre atrae irresistible

Todo a la ceniza
cuando baja el insomnio
aparecen las su so dichas solas
siguiendo el dictum:
mantenidas por esas máquinas a toda lavadora

Tienes algo que decir: escribe
Nada que decir: también

Reorganizando ante las aguas
y sobre los blancos perplejos
en plena confirmación
contructivista:

como larga vida a la carroña de los sonidos
como todo el poder al descarte de los vuelos
como intercuatizar no es plagio si las alas
como la diseminación reina en las lagunas
como las cosas se escriben o cuajan ciertamente
como no solas si ruidosas:

Monterroso / era / un genio
------------------------------------------

Fernando Reyes Franzani
(Face Book 16 de febrero de 2012
entre dos y cinco de la madrugada
con todas las lavanderas del vecindario
aprovechando la tarifa baja)





miércoles, 22 de febrero de 2012

En el + LIBRE de los encuentros (el 15 de Algo Como Eso)

   
  





(pertenece a Algo Como Eso)

15

EN EL + LIBRE de los encuentros




Un gorrión entumido en su invierno del frío
que tiritas /no era
Una visión de plumas engrifadas
en la memoria quejosa
de animalillo en maltrato
y una timidez
                          y desmedida esperanza
y ojos fijos /abiertos como espanto
//a life that exists for only a moment

¿Solo las jóvenes puras
merecen nuestro recuerdo de tenderse?

Cuando la gaseosa deja caer
Cuando te explica cómo usar

mientras el tiempo transcurre
por un momento
en sintonía con el ritmo de esa cucaracha
/la que zigzaguea desde la puerta
a reposar bajo la cama/

al preservativo frailero /según lastima
o el rutinario en venganza /insimula
y ayuda a situarlo
porque las alas no obedecen
                          las caderas desoladas

Y menos la boca
cuando extrema que no excedías en
cómo dar la francesa
a modo de entrar en profundidad
y sugieren formas de entusiasmo

¿Merece la realidad palabras que muestren
o subvertir encubriendo
por la costumbre / exploraciones rituales / ocultas
por el tono o el perdón concedido en las alturas
por la cordura elegante y encuentros ensombrecidos
excedan al matrimonio y la familia con sus purezas
cuando de ellos menos cuerdos o blancos
y más rutinarios
muestren un dios o aún el disfrazado con Mayúsculas
sostiene esas plumas en sus manos?

Nunca más volverá a encontrarle
y está allí en varias cintas y rumores
aleteos y huidas
y es la primera o la segunda o la tercera
que la práctica conmueve la falta de destreza
                          y exceso de esperanza:
como una capullo de ciruelo en flor
recién florecido y ya muriendo

a life that exists for only a moment

Solo a las primerizas
remece las entrañas saberse elegidas

el anuncio /el merecer como delgada luz obscura
aullando los terrores del afuera adentro
tan muda tan tendida tan estridente
tan sálmica como sulamita destripada

como vida muerta de esperanza
tras del martirio de a gotas / y por de gotas
                          y con gotas insalubres
y otras maneras de hacer el quite
al desatino?

El ángel protuberante rubicundo sonríe y exige/a presentarse
esas sálmicas alitas:

/--------------/

Rascas y atractivas y seguirán
viviendo lo que vuela
                          salvo
                                    cuando la ventisca
y el derribe para siempre y ya no pueda
preservar su especie de avecilla apaleada

Para ti nada tiene
/ no puede hacer que perdones
ése más infernal de los mercantiles pecados
a él           que no ejerció la precaución
de anotar tu persona dispuesta al encanto
en el celular de los contactos y esperados

                          tan oculta la decencia del atrape

como sudorosos entretiempos
y anémicas anémonas poblando el mercado
como el mejor de los cielos y creados en la intemperie
de las trocas cuando generalizadas y corrientes

Es nadie para esa esperanza dudosa
para esa vida que existe sólo por un momento

Ni siquiera finge este fijarte de intento
Aquí no estás contenida
Ni te inquietas     Ni atiendes         o descanso

¿Es un camastro un lugar de encuentro y duda?
¿Es ido a ti para saber
o el saber sido la precaución de excusa?
la anunciación de un portento y horroroso y pronunciado

¿Nos cuida una espada en llamas?

Tan corta duración no remece San Antonio con Merced
y en las profundidades
de la muerte tampoco
a pesar que al poco estaba clausurado
así como convento extraviado en la neblina

Ofertas de protección
mejores atendidas
                          Rivales en la dicha de la troca

Tal vez no hayas en olvido la escasa propina
la barba entrecana

¿Quién las obliga
sonreír
lo que ansían olvidar en la aceptación del desamparo?
¿Quién puso en la base harapos?

Cuánto de luz mezquina o exceso ahíto
en el desate y atrape de esos vuelos truncos?

No la ganancia       ciertamente
Con ella descolmillamos oraciones / morales e intereses
jaculatorias y rezagos
buenas nuevas

/--------------/

Recuerdan
el entorno de tu recuerdo         las fantasmas abisales
el sudor en la alfombra pegajosa
este exorcismo que no atrapa        casi olvido
y permanece a la deriva:

Hermosa como las alas de un gorrión
en la nevada o
sombras que no hieren:

                                       ramas y retornos
plumas y chamuscas por un momento

un gorrión en el invierno frío de la vida
palpita su vuelo contrariado
por toda la vida de un momento
por toda la vida
en la más nueva de las buenas y verdades



frf
últimos ajustes para Precaria de In-Éditos
lunes 31 de agosto de 2015