miércoles, 22 de febrero de 2012

En el + LIBRE de los encuentros (el 15 de Algo Como Eso)

   
  





(pertenece a Algo Como Eso)

15

EN EL + LIBRE de los encuentros




Un gorrión entumido en su invierno del frío
que tiritas /no era
Una visión de plumas engrifadas
en la memoria quejosa
de animalillo en maltrato
y una timidez
                          y desmedida esperanza
y ojos fijos /abiertos como espanto
//a life that exists for only a moment

¿Solo las jóvenes puras
merecen nuestro recuerdo de tenderse?

Cuando la gaseosa deja caer
Cuando te explica cómo usar

mientras el tiempo transcurre
por un momento
en sintonía con el ritmo de esa cucaracha
/la que zigzaguea desde la puerta
a reposar bajo la cama/

al preservativo frailero /según lastima
o el rutinario en venganza /insimula
y ayuda a situarlo
porque las alas no obedecen
                          las caderas desoladas

Y menos la boca
cuando extrema que no excedías en
cómo dar la francesa
a modo de entrar en profundidad
y sugieren formas de entusiasmo

¿Merece la realidad palabras que muestren
o subvertir encubriendo
por la costumbre / exploraciones rituales / ocultas
por el tono o el perdón concedido en las alturas
por la cordura elegante y encuentros ensombrecidos
excedan al matrimonio y la familia con sus purezas
cuando de ellos menos cuerdos o blancos
y más rutinarios
muestren un dios o aún el disfrazado con Mayúsculas
sostiene esas plumas en sus manos?

Nunca más volverá a encontrarle
y está allí en varias cintas y rumores
aleteos y huidas
y es la primera o la segunda o la tercera
que la práctica conmueve la falta de destreza
                          y exceso de esperanza:
como una capullo de ciruelo en flor
recién florecido y ya muriendo

a life that exists for only a moment

Solo a las primerizas
remece las entrañas saberse elegidas

el anuncio /el merecer como delgada luz obscura
aullando los terrores del afuera adentro
tan muda tan tendida tan estridente
tan sálmica como sulamita destripada

como vida muerta de esperanza
tras del martirio de a gotas / y por de gotas
                          y con gotas insalubres
y otras maneras de hacer el quite
al desatino?

El ángel protuberante rubicundo sonríe y exige/a presentarse
esas sálmicas alitas:

/--------------/

Rascas y atractivas y seguirán
viviendo lo que vuela
                          salvo
                                    cuando la ventisca
y el derribe para siempre y ya no pueda
preservar su especie de avecilla apaleada

Para ti nada tiene
/ no puede hacer que perdones
ése más infernal de los mercantiles pecados
a él           que no ejerció la precaución
de anotar tu persona dispuesta al encanto
en el celular de los contactos y esperados

                          tan oculta la decencia del atrape

como sudorosos entretiempos
y anémicas anémonas poblando el mercado
como el mejor de los cielos y creados en la intemperie
de las trocas cuando generalizadas y corrientes

Es nadie para esa esperanza dudosa
para esa vida que existe sólo por un momento

Ni siquiera finge este fijarte de intento
Aquí no estás contenida
Ni te inquietas     Ni atiendes         o descanso

¿Es un camastro un lugar de encuentro y duda?
¿Es ido a ti para saber
o el saber sido la precaución de excusa?
la anunciación de un portento y horroroso y pronunciado

¿Nos cuida una espada en llamas?

Tan corta duración no remece San Antonio con Merced
y en las profundidades
de la muerte tampoco
a pesar que al poco estaba clausurado
así como convento extraviado en la neblina

Ofertas de protección
mejores atendidas
                          Rivales en la dicha de la troca

Tal vez no hayas en olvido la escasa propina
la barba entrecana

¿Quién las obliga
sonreír
lo que ansían olvidar en la aceptación del desamparo?
¿Quién puso en la base harapos?

Cuánto de luz mezquina o exceso ahíto
en el desate y atrape de esos vuelos truncos?

No la ganancia       ciertamente
Con ella descolmillamos oraciones / morales e intereses
jaculatorias y rezagos
buenas nuevas

/--------------/

Recuerdan
el entorno de tu recuerdo         las fantasmas abisales
el sudor en la alfombra pegajosa
este exorcismo que no atrapa        casi olvido
y permanece a la deriva:

Hermosa como las alas de un gorrión
en la nevada o
sombras que no hieren:

                                       ramas y retornos
plumas y chamuscas por un momento

un gorrión en el invierno frío de la vida
palpita su vuelo contrariado
por toda la vida de un momento
por toda la vida
en la más nueva de las buenas y verdades



frf
últimos ajustes para Precaria de In-Éditos
lunes 31 de agosto de 2015




   
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario