miércoles, 5 de diciembre de 2012

EL PASADO no tan lejano Y EL PRESENTE no tan cierto (de: Londres y Cercanías)

 
 








5

EL PASADO no tan lejano Y EL PRESENTE no tan cierto


Joven de solo: 300 años.

Ni encaramada en cajas verticales, salvo las finanzas:
en todas partes el mercado, y su dinero, se aíslan en lo cadavérico
en lo que atrae putrefacto / y a la verdad doran y arrebatan:
mejor ven a quienes estrujan / y a vigilarnos
su cerebro motor siempre aplanado
chatito, dispuesto                     en el perfil de la moneda
ese ojo sediento                       insaciable
apegado en la terrestre,           dureza de la troca
                                                cuando universal,
                                                cuando en privados
la materia gris donde re-entierran lo que brilla,
no alumbre ni lo rochen los buscadores de ratas:
a modo de futuro:
el rascacielo fálico, roban desde América, insolente
atractiva verga enhiesta
el islote de los perros,              la confusión del mercado
los perros, el perro                  la capitalista manada que no cesa, no
abre al horizonte / y corta si retornas desde el norte
y su academia, / y su pago por orgasmos.

Ni callejueleado, en medioevo de humo, que museos recuerden.

El Parlamento gótico / neo da la hora nea / con solo
dos siglos y medio de retraso,
promoviendo un futuro que no llega.

Caminar las noches en Camden Town sin angustia.
Recorrer el Ally Pally días entre árboles que se esmeran.

Lady Shy a retozar en las aguas neutras del Hampstead
Common,
no lejos los Obispales millonarios ausentistas que poseen,
al lado donde Marx, y sus amadas, duran bajo la losa,
y algo para el futuro.

En Cristal Palace cabalgan
leones de
piedra entre el follaje
tan fieros como para la risa los dinosaurios
imaginados al inicio:

Hasta quemar al Católico Fulano en Battersea Park.
Allí estuvimos
el auto estacionado paralelo al río
cuando civilizadamente corresponde.
El despistado, que la política conciliatoria no reconoce de mártir.
Su barrilito de pólvora:
Ese que los niños protestantes y católicos recuerdan,
y solicitan a penny for the guy, lo cuelgan, lo queman,
lo juegan luces brillantes,
son dichosos,
Mónica y Paolo eran dichosos,
marcando lo concreto para que esto se arme
y agarre fuego:
ni idea re-achicharran año tras año,
noches ruidosas
y de infancia voladora y luces y risas como todo lo que encanta:
así cuando de verdad destruyen y tanto, nadie huele a chamuscado.

Vivir por 15 años el presente.
Hoy:  eres una quinceañera prometida.
Tal vez aquí un amor frustrado realzaría el encanto:
pero no es cosa de forzar las emociones:

Siempre serás una quinceañera prometida.








  
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario