viernes, 2 de agosto de 2013

Y AHORA EN LO OSCURO (de: Algo Como Eso)

 
 





(desde: ALGO COMO ESO)


10

Y AHORA EN LO OSCURO



Hubo ya quien desardió tus muslos
como nítido a la tarde:
esa súbita presencia de incendio
el color de tus piernas mañaneras
de pureza lenta y torbellino intenso
o indefenso y caro.

No me aquieto en su profundo, en tus ajorcas
nunca quietas
y me envejecí en esa tu sombra amarilla
brusca y movediza
donde refrescan los aromas del insomnio
y las dudas pasajeras.

Yendo de la luz, a lo húmedo y borroso, cuando
desguardas la flor más estima: la cítara violenta
las escamas en esos embrujos y copas:
O: re flautas dirías acallando la insistencia?

El anillo de serpiente el que comanda la retórica:
exige una distancia de leyenda.

En el reservado: penumbras, como luminosas ausencias
o rayas faltantes:
cómplices cortinas secretan, no
no nos llegan como ausencias, que prenden
o aniquilan
y queman y apagan     / y extenúan
qué haces con tu certeza, sombras que las mueves
qué hago con las mías que comandas?:

Una escalerilla derramada
Como si en barra esos taburetes donde las sonrisas
8 verticales cromados a que asirse
Columna espejada en medio del bullicio
Y tres músicas de ausencia o pedida cuando a tu sombra
la llevaste para ausencias.

La serpiente del anillo jugaba sus movidas.
Entramado profundo y violeta que llama
en el privado compulsa, y no priva
a las puertas de una gloria oscura.

Ya, apúrate, no tenemos toda la noche.

Un día dejaste de venir.
Y a mí el celular me robaron.

Hoy recorro la hondura / buscando esa caída
de la sombra
/ de tus muslos.

No hay salida. ¿Por qué no regresas a tu ausencia?

En lo oscuro, tus muslos inquietan los recuerdos
ha llegado el tiempo de la tarde.



   

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario