viernes, 7 de junio de 2013

WIMBLEDON COMMON (el N°20 de Londres y Cercanías)

 
 


(de: <Londres y Cercanías>



al interior del 20

WIMBLEDON COMMON




Qué darías por un parque frío-tibio
sin lluvia
un soleado banco entumecido
y los árboles color del suelo que pueblan de sus hojas?

Tú venías quejumbrosa de hojarasca
sorteando los recuerdos

El banco del repaso- madera y a la vera del castaño:
Así preocupado en nimiedades y nostalgias o realismo minucioso
esquivas su ausencia /su extravío / o la culpa

Colorado     como vidrio metafísico y sin palos
ocre             la desazón del encanto minucioso

los recuerdos como crujidos de hojas

oro              pagadero en cuotas de fe y tardes apacibles
rojizas          o esperanza y caridad y mirra imaginaria

/condicionado casi como el óbolo del pebetero y el sagrario/

olores de infancia en vegetales colorinches
La tierra domestica / la creencia infusa
apaciguado a los rayos del ocio tibio y soñoliento

Una calma que todo lo mezcla y lo confunde
lo sagrada / y lo revuelve

Tú ibas quejumbrosa de hojarasca
sorteando los recuerdos

Ese common bien cuidado
tan inglés
si hasta la parte nativa se ve civilizada
tan poco sudaca nuestra
que ya no tenga tu hombro para recuerdo estremecido
ni pudiera sus sombras olorosas
renacer al amparo de tu falda
Quedaría

Allí para siempre
a la espera / de regresar al Colgate Building / que resuelvan
el bombazo en Oxford Street
en un restaurante de comida rápida
sacando la vuelta

Y el pasado no vuelve
Y el common sigue imperturbable
Y así será por otros mil años

¿10.000         100.000?            ¿dos millones?

Yendo del verde contrito al café exhausto al rojo miedo
a lo inmediato
al amarillo lujuria a los grises cansados
a lo lejano de la nada cierta:

Tú       /quejumbrosa de hojarasca
sorteando los recuerdos

A la esperanza oscura         del violento encelo de los días necios






  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario