viernes, 7 de junio de 2013

BBC (el N° 20 de Londres y Cercanías)

   


Na que ver: ésta es la Fresia. Y ese espectáculo-teatro murió
enfermo de dictadura
daños colaterales de Pinochet




(desde: Londres y Cercanías)


Éste sí que sí


al interior del 20

BBC



Las tres B     / de la ciudad acogedora
son cuatro    / desde afuera

/si no tienes       importas o intercambias
cuando más allá del hambre/

Bach                lo complejo como sencillo
Beethoven           lo persistente como originario
Mozart                     el dominio de lo abierto cerrado
Shubert                       la maestría de lo cerrado abierto

en el BARBICAN de jardines de concreto
atrapados junto a

Stravinsky       como la BB en el siglo XX
pues dicen por ahí que tuvo su raspadura
con la Coco
y signar lo lateral concentra el desvío rutinario

Los últimos también
afanaron en Viena la lejana
en un tiempo que ya no se entiende
y solo interesa al cultor de rastros

y no del silencio      /Brahms en
esa estructura cerrada abierta
de una trinidad
en la ciudad de los buzones rojos

/ el eco de
graciosas preciosidades al gusto de una destreza mediana
acomodada y ya fuera de la historia en su permanencia
ese espacio espejado por compuertas y ladrillos

Glosadas imágenes reflejas       / en recuerdo del Bob
en esas clases de encuadre y luces y acercamientos
dedicado a atrapar la moda
estampas descoyuntas de cemento y soledad
reflejos y maderas musicales
Buenas Bundantes Baratas
según el decir inmigrante tal vez nunca ocurrido

Piedras y Pastos y Calzadas como volados
corredores futuristas
cansadas escurridizas caminantes
imponen el retorno
extraen jugos desde los antepasados

en la sabana
por rutas ya en olvido no atenuado       vigente
en láminas desteñidas:

Vidrio      ahumado y seco
                / oloroso a choro maltón y desolado
agua         pestilente y bendita
                en la capilla abandonada
peces       colores como yumy-yumis-carpas
                en albóndigas y regocijos

algunas notas
ansias lejanas
varias desazones

cerca la Catedral de San Pablo al olvido de los meetings

Un banco de madera en un recinto parque esquina
sombrío y acogedor
donde la soledad es más profunda que el abandono






Éste también

   
   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario