domingo, 16 de junio de 2013

COMO EL OLEAJE o las mareas (de: Londres y Cercanías)

 






de: Londres y Cercanías



41

 COMO EL OLEAJE o las mareas
                                                                                                     (algo que hacer)



Ir de certidumbre a desaliento
y otra vez la playa
como quien dice de aquí para perplejos
de Estación a Banco
como reflujos
corchos impulsados por la palabra
el ventarrón después de la calma chicha
cuando la antigua certidumbre parece establecida
retirada o entorno al espejismo
sus razones invertidas
una migración de aves turbadas
o el cambio de los vientos

De cuando en cuando una taza de té re-une
como extraña costumbre ajena
and not really dear
tanto que el tiempo detiene el tintineo
y ya no importa si el informe se digiere
o el Castillo no envía sus avances
campanadas soñolientas para restaurar
el gusano
o vuelve las espaldas

Pero se mueve      //en el mismo entorno
Así el horizonte permanece oculto
y nadie sufre de vértigos

Carraspeando de reunión en meeting
lacia costumbre a eufórico acierto
flotadores o muletillas
soñadoramente vacíos
llenos de una más definitiva certeza a la deriva

Y hay aquella falda cierta que transita por casi conocidos

Y miradas en perspectivas gruesas
dejando un casi encuentro
o las consignas sutiles o marcadas certidumbres

Aquellos pullovers o pantalones memorables
que también /que tal vez ahora/

Entonces esparcidos y citados corre la consigna
o cuadros en su accionar barroco:
el simulacro infiere a repetir
o mantener llenas las bodegas

La ciudad densamente en otras páginas
vive palabras /recuerdos olvidados/
así ninguno quiera escuchar ni perder
y hasta quienes deducen a la vida
reasomarse         o separan los destinos
dejando llevar la corriente nuevas sabidurías

Las miradas resacan
La vuelta del éxtasis sería la señal
Entonces podría ocurrir si más fuertemente
o la cuota o la inútil tarea como elixir
o como playa encubierta o ágata perdida

Cruzando de norte a sur
donde tal vez Saint Paul no exista
o la vida no surge imaginaria/y el idioma jugase
su comedia
como cotidiana y persistente
como esos carteles de lycra

Londres acoge indolente:

Caritativa                   Para futuros inciertos
                                  asegura los réditos
Bussiness like            Si hasta el Museo
                                  enorgullece de don Carlos
Introduce a su guía turística junto arcaicos
                                  hugonotes ya dichos
                                  españoles recientes /ahora
griegos chipriotas despistados igualmente
más realistas:
                                  Inmigran

Un suceso a excluir refluidos hemos como resaca

Esparcidos Mezclados:

Por Brixton           colores.
Por Tothemhan     pelotas.
Por Haringay         la espera.

Ni el estudio salva del tedio y la rutina
Han definitivamente fuera
en aún menos pronunciable un vacío

Del tiempo consumado donde adentro
para regresar a Higbury & Islington cada semana
en punto a citar para otra semana cualquiera
a otra indistinta muestra de bostezos

Militar o marino
A veces fuerte los perfiles destruye
o hasta el fish and cheaps carece de sentido
A nadie le importa si Oval
como fin que a todos renueva y a nadie:

La luna            lunáticos / y sin notar el atractante

Ese vaivén sin destino

como en la vida / nadie permanece de semilla
reciclando el olvido y la destreza

La ciudad burbujea allí: su ir y su venir con la Luna
sin agobio
como atrayendo y repeliendo
absolutamente ajena
a esa esmerada falta de horizontes

Insiste en el tráfico diario de buses de dos pisos
y metros subterráneos o vitrinas
ajena a nuestros desatinos y calmas chichas

muestra

cómo ese conjunto supera
a nosotros
a cualquiera
a todos
en sus propios vas y vienes.







No hay comentarios:

Publicar un comentario