jueves, 3 de octubre de 2013

OTRA VEZ LA URGENCIA Y SIN FONASA Y SIN ISAPRES (de: Carteros Atrabiliarios, Dulces Energúmenos)

 
 








Desde: Carteros atrabiliarios, dulces energúmenos



OTRA VEZ LA URGENCIA Y SIN FONASA Y SIN ISAPRES




22


Estoy cada vez + necesitando de clamores
(simpatías a contra corriente, aún si inmerecidas:
encontrásese la amistad verdadera
la renovación de los brotes)
ostra escuálida en aguas mezquinas
transparentes y claras,
alguien, una luz caritativa me eche su cimiento,
la inter-dicción, los tormentos cerrados
las anémonas y sus agobios, las sombras
como si acechando debajo de la cama
pudiera superar
como si en la montaña apresurando la muerte
encontrásese la cura:
descortezadas mal venidas, otras intra cadencias
no previstas, abrirían esperanzas:
Albatros despistado, tan des-austral
y mesiánico, reencontrásese el rumbo
pero, ¡rápido!
una de sus ráfagas y mañanas penetrantes:
No sea que enojen los pelícanos, multipliquen
las lanzas.

O ese interferón aquejado en acordarse
los tiempos del deshielo cuando diluidos
sin perspectivas suculentas o contriciones
rumbos de sanación, y denme cortezas
que otra cosa con guitarra cuando catatónico
desesperanzado o de última instancia:
la ternura de un rayo de silencio.

Una de sus cuasi ansias ligeras
aquesa parálisis, moral como cicuta
acuerda, desde los pies sube
y me pesa        pluma a pluma
y me llena        de pavor
y me ancla       en espermas
rama a rama: queja a queja: bruma a bruma:
Una, por favor, una:
Y convulso y rechazado por violencia.







     

No hay comentarios:

Publicar un comentario