sábado, 29 de octubre de 2011

CANCIÓN DE LA PENA COMPARTIDA (el 38 de Acerca de Naufragios)

  
  




desde: la parte: La Reiteración de la Práctica


de: Acerca de Naufragios




38


CANCIÓN DE LA PENA COMPARTIDA


(a partir de un diálogo en Facebook)








Si pudiera dibujar tus ojos                      si la dicha fueran palabras
en el lienzo de la mirada                         si el azar una virtud que huya
tendría dos refulgentes estrellas                      /como si el arcoiris
en el iris de los nuestros y cansados                /como hace algo y un día:

Mejor atrapar golondrinas que agiten en los tuyos:
La luz negra sonora del reflejo:

conmueve            golondrinas tiernas
atrapa                  golondrinas bruscas
esperanzan          golondrinas idas

Esos secretos escondidos entre tus pestañas y quejas

Sombras              cuando la maldita primavera
locuras                aleteos que van y que no vienen
desenfrenos         esas plumas atrapadas
y tu mirada          debajo de una colcha

La cordura /El esqueleto que extravía:
Fijos en la rosa de los vientos / tus caprichos crudos
ya al borde de la espera

No estoy sola / esta soledad inquieta:

mira                     “la duda de tu desidia”
besa                     “el ansia trizada de tus ojos”
retuerce               “el recuerdo / tu piel que exalta”
entonces vuelas ave de calor y de sofocos

Siempre seremos soledad      lo íntimo de unas alas
//vete a unas lápidas y lo sabrás con certeza
aunque huyas a los malls /y ni lo pienses siquiera//
soledad que entibia / esa boca no atenta / esas plumas a la deriva
Mirada espejo de tardanzas / brusquedad rota:
La oscuridad de pieles compartidas
ya no desertarás     ya oscuridad     ya capaz no serías:

vibran                  y acaban extenuados
llaman                 y sufren la dicha y su retorno
hacen como aves de tus ojos
una sola lira que remezca

estruja                 secando la porfía
respira                 cuando el delirio sofoca
dicha                   que repite y alborota

¿Cómo reconoces la pasión de tu vida?
Pareciera el temblor instante de la mirada
¡Mira tú! Ese día te tatuaste suspiros en las venas

No estás sola                    Como letanías
No estoy solo                   Velos y Rosarios

Cuando viene el alba retrasada nos recoge la noche lúcida
y me oscurezco en ti                ese nácar quebradizo
en ti me alumbra                      la marejada de tu enojo
Como espejo que sabe el delirio de tus venas

Estamos abandonados desde el día que tatuaste
y por tu sangre voy                      como virus quieto
y por mi sangre vienes                 polilla frenética de cauta
torrentes de una sola mirada

Por eso reconocemos la pasión de la vida
Y resueno con tu canto                 como eco / como dicha
y resuenas en mi boca                  muda y terca

Porque no es cierto que esas golondrinas retornen:
nunca han salido de tus ojos








FRF
07-agosto-2011 / 29-octubre-2011



No hay comentarios:

Publicar un comentario