miércoles, 27 de julio de 2011

Y ESO OTRO LIBRO: eso que le llaman El libro de los muertos. (de Expropación del árbol y otros textos)



Aquí no tienen el fragmento parédico más antiguo.
Solo pixeles bien organizados.





Y ESO OTRO LIBRO



Ah         y ése que le llaman “El Libro de los Muertos”

ése ya traducido en partes suculentas:
abiertas muchas de sus parrafadas
variadas sus versiones /significativas coincidencias/
explicables discrepancias: por páginas quebradas

según lo obsesivo que hayan sido
carne de los mitos en regeneración ilusa
vegetales duros / descarriado el ganado
peces escurridizos      pasto de los sabios reyes pescadores

Ése: mucho ruido y caza bobos entre los ingenuos
mucha sapiencia su des-ciencia
entre los expertos

Ahora debiera estar de super moda:
¡Si hasta a la nueva novela le llaman ciencia!
O al menos conocimiento: perplejidad de perplejidad
la gente ya no sabe qué hacer con la cabeza

Géneros ungüentos lavativas
las letanías primeras
solo más enérgicas: más para colitis definitiva
la práctica: no dejar el comistrajo
salsitas vocativos sahumerios
el comienzo de la química sesgada
toc toc // tric tric
salitre cenizas y fuera! desde chunchules
a rebosados:
El comienzo de la lengua escrita /el poder de los rituales

Monitos en posiciones     palotes esquemáticos
y el profe cagado de la risa
solteros pobretones / casados con mucho grasa
eunucos a la pelea interna de palacios o en templos de poder
compartiendo el secreto de las bellas
el como sapiente habla de oficiantes para las noches sin cuenta
costumbres esotéricas / miedos con sus insomnios
preservar el alma de la podredumbre
preparar el cuerpo para su más cómoda entrada a la nada
o ni hacerlo
para siempre y un más nunca         no vaya a ser que nos regrese
fantasmasia:
La suculenta de los vivos       nada

Sin olvidar su paso por el peso en el vacío
al olvido poco a poco
cómo consuelan los mitos
si hasta contaminan diccionarios
su reparto en conjuntos excluyentes

Salvo de vivos en busca de tesoros
o /como el mundo ha cambiado/
de arqueólogos cada vez menos destructivos asegurando los seguros
o guerras aventando los despojos a cambio de armas
aún más que almitas deseadas en la adoración de los dioses únicos
Hoy: mejor beca que entusiasmo

Que si fuiste rascucho: para ti no había libro

¿Una versión moderna?

Se amerita un largo enumerando:
que la retórica ni siquiera ya amerita:

Embalsamientos
Misas de difuntos /con sus brochures
Crematorios      y a los rosales de San Pato
Parques del recuerdo: Donde lo probable
al cabo de 700 no te recuerde nadie

Clínicas Morgues /aún para Presidentes/
Cadenas quebradas: Que el juececillo declarará suicidio
Cementerios
Para regocijo de su cuenta y del extraño comportamiento
heredado por la Filomena

Respiración boca a boca /Eso! cuando es la Lola/
Gorgoritos Gorgoritos

Boletas abonos Hospitales Militares
(A confirmar el asunteque)
Hambrunas     Esquizofrenias a lo Truman
Destinos ciertos

Indicaciones:

Reúnan los panfletos                       los libros en la subasta
la propaganda benemérita               las instrucciones
ordenadas por bandos                     y salmodias
los hábitos las preparaciones           los fetos abortados
las letanías los diagramas                el subsuelo

los títulos (sobre todo de acciones si eres el miente)

los exo-terismos-eso arquitecturas agonías
exorcismos lágrimas crónicas copete
los ritos
la ceniza: ahora

Muchos en concluyendo y lo principal en citas:

Como ven: un libro que no termina de escribirse y siempre es leído
mientras existan los humanos

// a penas en el nivel de las pocas existentes crónicas
superficiales /que a hacer y no a garrapatear hemos venido

aunque dé por indagar los por qué ilusorios y los cómo necesarios//

Comenzado en el tiempo de los homo cavernosos:

no los del tontillo displicente inglesoso cuentista de misterio
convertido

neandertalientes o sapiosos
que la torpe imaginación descalabra cuando desata
su atrape de inocentes

Siempre es bueno un oscuro converseo más no íntimo:
como en la vida:
o suben a la cabeza y no solo las ilusiones

Terminado, sepa Moya, nunca

El embalsamista ahora no envía a la eternidad
ahora solo comparte la platita     ya de deudos
O ceniza           y se queda con las joyas
Y el con sagrado?: ése ya no tiene santos en la corte

Ni el dominio dogmático y cierto: Pero tendrá su fin
su pulcritud
su apoteosis        cuando el último y nadie:

El libro de la vida




4 comentarios:

  1. Fernando, hijo vengo llegando, te envié mensaje previo : escuchame atentamente!!! TIENES QUE SIMPLEMENTE REORDENARLO EN PROSA!!! SI, EN FORMA DE PROSA, ESTOS TEXTOS SON GENIALES Y TIENEN QUE ESTAR EN FORMA DE CRINICA !!! me sigues la idea ? todos estos textos son vivos y aun haces vivir o renacer el de los muertos, hay que tener agallas para eso y las tienes...simplemente ponlo formateado en prosa y convierte este Blog en un diario digital y cotidiano...tus poemas los pones en el otro lado...pero aqui te vamos a seguir miles cada dia...Fernando a mil cada dia....ERES UN CRONISTA ! como el Edwards Bello y falta que nos hacia uno...sabes ? te vas a reir pero tu forma de escribir me recuerda a Liborio Brieba...no creo que nadie se acuerde...pero fué un genio antes de tiempo...abrazos ! hazme caso hijo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Francisco. Revisando ahora encuentro el comentario.
      Gracias de corazón por apoyo y soporte.
      Gracias por apreciación.
      Pensando estaré es eso de crónicas...
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Algunos textos que rosan el misterio, como es el caso del libro de los muertos, se han convertido en en tesoros escondidos para algunos vivos, un placer Fernando
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Pedro.
      Gracias por aprecio y soporte.
      (Nunca es tarde para responder y conversar... pero solo ahora, revisando
      es que finalmente pillé los comentarios, eso fue después de un ajuste,
      y ahora en la revisión)
      Un abrazo.

      Eliminar