sábado, 31 de mayo de 2014

CIERTAS VERDADES, ciertos sucesos climáticos (el 12° de Acerca de Naufragios)

 
 








desde la parte: Regreso a la Cordura

de: Acerca de Naufragios



12


CIERTAS VERDADES, ciertos sucesos climáticos






Ya no confía
(después de la humareda es como normal)
ni en los informes al pleno
de los expertos y sabios
esas meteorologías que fallaron
y está como mareado, como sin luces

Paja mojada. (No se atreve a decir)
aún la tensión extrema no ha roto
el elástico extendido en su proceso de
ajuste y descalabro

Una manera de aseverar
los fuelles colapsan
como si fuera transparente
todas esas sombras de vaho y niebla
más explícito entender que Venecia se hunde
sorprendido en esos segundos dilatados
del tornado en el entorno en el medio de su calma

Papel picado            (Ciertamente / evitando el hollín)
en el terror de ese ruido       y ese girar
y la negrura como pared rotatoria

Y se planea          se asciende
sin registro las alas llenas de tizne
como si fuera sencillo
líneas sin equilibrio y repetir con hasta la ceniza
ausente
y cual elixir de sabiduría
la vieja: nueva estética apañada
y sonsonete: recién descubierta
vieja como la ciudad, la maloliente
extrañado de seguir con vida o dejado
en abandono
en una paz estéril después de esos vientos

Sal / y ciruelas verdes      ya no acogen
Ya no quedan cajitas
Ya ni para ahumar los jureles

Gana la libertad / que conceden los errores
como a patadas que aún no sollozan
que aún no duelen
que aún en el tiempo del aturdimiento y la zozobra

y si la humareda esparce tos y picazón de garganta
Jesús al menos los ojos ya no tienen lágrimas
la garganta aunque húmedos
lagrimeen / (y entonces las exhibe)

En traversa: los viejos consejos
acumulan ruidos-silencios, como
endecasílabos pulidos crujen
mal armados:           bien maúllan diciendo
nada como esterilidad que abarca beata y sencilla
y la profundidad de lo bello y lo complejo
(y más: hay que aprenderlos de memoria)
y no hay más que confusión       y vacío

y cielos como transparentes en el día de la calma








  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario