viernes, 13 de junio de 2014

ECLIPSE PARCIAL (el 21 de Algo Como Eso)

 
 





desde la parte: INTERMEDIO


de: Algo Como Eso







21









ECLIPSE PARCIAL






Los eclipses totales de Luna son muy escasos
Apenas hasta 7 desazones son permitidas:

Porque la eclíptica del desencuentro
porque la geométrica de las relaciones no la acometen
porque los parabienes sólo acontecen en los pastizales
/y reservados

Como atracciones duraderas, en su prudencia
no contravienen magnetismos que olvidan
Sostenes relámpagos, abrumados colalesses
rayos reflejos de fatigas y arenas

Y resuenan los tintineos, y abultan los calcetines
y oscurecen los privados de la vista
y el escarceo de luces

Las aguas se revolucionan como marinas
desventuras iluminadas y obscuras:

Y es tan corto                y es tan largo

Tiempos dados de observancia enfrentamiento
y traguitos de cinzano
Luna indecorosamente delicias o astucias o témpano
Respuesta de Luna. Luna fantasma. Luna cansada
Aquello que mareas y olvidas y reiteras

Llamas de ayuda, o de acicate como si
los rayos fueran a perder, como humos
tal vez inventas
abrojos        ciertos      dudosas travesías
esas tan intrascendentes como inverosímiles ganancias
pasos casi circulares regresando
al viejo comienzo donde renuevan el retorno
de la fijeza atrapada

esos ciclos privados de esperanza
los mismos tedios, las mismas monedas
tal vez coloras dolencias ya distintas
o diluyes el hastío / o un celular de regalo

Perpetran sombras o chispas
uno que otro halo más frecuente
lo razonable como prueba de empatía:
El vermouth que todo lo aprueba

Luna azorada
tal vez aciertas, acoges, rechazas
tal vez finges y ríes y humedades
o la carrera en el espacio y la ciudad
oscura, de relámpagos en relámpago, como
oculta la prolongación de las sombras

Esos dedos que frotan miradas
Luna con máscara
(pero si hasta miras con ojos de pesebre)

Qué hacías en Uruk
con un látigo atardecida
y un aguijón de mañana
desquiciada y sonriente llamabas
a revolcar en las gradas
a recordarte hasta la muerte
y el despertar de la muerte
y la muerte del

compromiso no existe ni al inicio
ni al final / el ciclo
no siempre llega cuando la esperanza
en creciente
cuando intercambiar la alegría al debe
y la Luna atrae y rechaza
a tedios, a ratos, por turnos interesados
como cuando en menguante las aguas agitan
el cálculo de favores o ruedas de fortuna
y mareas y resacas

Y se fue con otra estrella
Y sorprendieron la conjunción que le guiaba

Y debiste cercar planetoides rencorosos
interesados en mareas y vaivenes
Luna dispuesta

Mira cuando las nubes sangrientas
como a la verdad, como a descubrir o a las tinieblas
en ese camino a ninguna parte
ni al final siquiera
cielos que parecen tan rápidos
tan mezquinos en su afán, tan objetivos, sin cadenas
persistencia de eclipses y de máscaras
llenos de cadencias, resonancias y disgustos
o dejos en los sofás y cortinas
se agitan
o copas que desmayan

Observan de reojo
compartir la estrella su órbita extraviada o terca
como diciendo mi trabajo alegrar
la luz que espeja y desea y apaga
Luna discreta

Cuando fue la partida
dio de adiós fingido, y desencuentro cierto
el beso acostumbrado, ése de elipsis
resonancias, cánticos redentores
y el recuerdo de olivos
y sombras fugaces
en huida, con premura
sin la sábana

Pero ya saben cómo son los eclipses
Ya saben consultar los almanaques, las certezas
ya los jardines no ocultan los relámpagos
y los huiros flotan los retornos
o hacer caso del beso de testigo y su escritura
o leyenda
y conseguir las monedas

Lunita mala
lunita hambrienta / en su reflejo
Lunita buena y seca / en su cansada
ir girando y fija y vas y vienes

Troca de Luna
y desorbitante o extraña
siguen la elipse del curso trazado
y el vértigo de las cortinas

Luna tétrica. Luna cierta
Cansancio de Luna

Elíptica        hiperbólica          traviesa

Oh Luna coqueta, hipnotizante y cucarra
fija en tu bamboleo y curiosa
tú eres todas las mujeres
lo saben todos y cada uno de los moluscos
embobados:

                Luna que por los corredores aleja
y a penas no si retorna
allá fija dando siempre la misma cara
de miles y miles de máscaras astutas

si todas las mujeres fueran como tú
los hombres serían:
dichoso inseguros y corderos

/por eso que son:
corderos dichosos e inseguros
a penas eclipsas

el mar agita desventuras




  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario