viernes, 25 de enero de 2013

DONDE EL ESCRITOR ENTA-H-ABLA CON SU PERSONAJE

 
 











DONDE EL ESCRITOR ENTA-H-ABLA CON SU PERSONAJE
(al juego de rozar los abalorios)


Si la pequeña L      mariposa
atardecida en la temprana academia
rumorosa    llena de jadeos    en vez de Cambridge
en vez de menudencias atractantes como andrajos
metafísicos que fijar o líneas bien dichas y mejor ocultas
en Salamanca cortejada hubiera
escuchando    a la morsa solícita    esas cálidas manos
ya fuera la batea solidaria y su pértiga insegura
entre dos sesiones fotogénicas
panteada o tendida en la ribera donde la espesura
ocultas entrepiernas en los encaje cillos del romance :
//esa estilística manera del atrape dejando que vaya y venga//

“Nuestros ríos
son las vidas
que van a dar al vivir
que es la mar
allí van las grandes risas
derechas a consumir
y se empezar”

Piensa    afortunada la pequeña L    graciosilla
ya a punto del anzuelo coger y bordar y menudear
sonríe victoriana    no borbona    sí trémula
sus ocultos encantos al cubierto en la academia
al estilismo de una sonrisa
de lo abstracto crisálida a destiempo
o capaz qué pasa con ese calorcillo entre las piernas
porque el Cam más apacible que El Tajo
Más dulces las ninfas en los prados en reservas
Las tranquilas rías    Los nítidos atardeceres
y entonces no pasa nada de nada

Y ella: No no no no nonó      y no  así no arma
no     La delicia     la tradición corre
como los ríos impetuosos     no admite
revertir a su pasado     con deliciosa frescura

Esas rías     ésas que van     o acabam
y en el mar evaporam:     bsss bsss abejitas     el ciclo de la vida
círculo apenas fantaseado      su medio más lastimero
su manera más húmeda en la pulcritud de los estilos

desconchinflados los que piensan
exterminios o violencias     cuando todo tan deseado
bienvenido y suculento
No no no y no
No sueñes trampa interesada

Que nunca termina     nunca en gozo pleno
salvo el Poderoso      el Dominio      la Moral
agigante     y lo engulla todo     o la venganza metafórica
las cigarras en el recuerdo de una mantis

¿Y la forma inversa?     pregunta      re-intrigado
como Dodo a la parrilla en su academia

Y ella:

También coji-tranca     tan-tramposa nínfula
aún más solapada en la belleza de sus risos
Mosca coladente y quejumbrona
el cedazo para inquietud de la pobla     nunca quieta

Por lo demás se allegan esterilizadas
yermas
en la mente los hábitos colares
ya vienen contaminadas de rojo     de vida estresante
de corchos     de colalesses      y otras decadencias
el ciclo negro      de lo verdadero      el único ante la ceniza

Después del mar vienen los peces

Un pez con reloj es más atractivo
o las sonrientes fauces le dan la bien venida
Aves     como el Rock y el Fénix     la maravilla
definitivamente decidoras más que el dodo en escabeche
Tan frío y tieso     tan craso y añejo
tan académico
ya no sirve ni de atraque en la memoria
Camarones     de regreso     empanadas
lechugas     mmm  tal vez
no lo que te ocurra en el despliegue del Jardín     pega
o hace la delicia      Y la reina de corazones que recibe

Domina la necesaria lateralidad     sé sabiduría
o desbarrancas     la grieta     sacude
la hendidura
y se abre
y por supuesto      gusanos y cenizas
y el alma
a la chuña     vase    a la nostalgia eterna      cuando
las neuronas desalman

Puro consuelo interesado
metafísica antibiótica
crisálidas de Lolitas Berrinches
Chuata     Como que fuera
interferencia interesada     o contrapelo     como si nunca
una tasita de té     para dar tiempo     alcances
a contratiempos bajo los rododendros del ánimo

¿Y tú qué eres      Alicia o el engendro
de delicias en el país de los tarots y otras menudencias?

Ah     soy lo que tú quieras:
Fantasma     si fantasma
almita     si cristiano     u otros fantasistas
o puro invento     si cualquiera

Y se quedó esperando

La contrapregunta no llegó nunca
como fresa en escape el silencio más que dice

El fantasma para caperuzo      pensó ceniciento
y siguió mirando eso tan oculto al descubierto
en algodones y encajes

Bájate Pacheco      dijo la pequeña L
que leyó bien esa sonrisa entre orejas esfumadas
y un conejo blanco con los dientes de un gato bonachón
escurría bajo el poncho

Ornitorrinco pecho de pato inflado en la inmundicia
del terreno
o el destierro o la conquista de delicias por las rías de la vida

Todos somos de palabras fantasmas
o llegaremos
por mucho o por poco tiempo o por nada
cuando los pontones los detienen y las pértigas las guardan

Y hasta las mismas afantasmas delicatessens
sus materias
ropitas blancas     rubias parafernalias
relojes    sonrisas     tarotillos     teteras
diccionarios tramposos     dibujitos
arrumacos piedras y listadas
nos llegara caer en las praderas      en las más desoladoras
y frías     de la nada inversa
la más avallasadora y diestra sin Mane Tesel Fares
o por una espada con cruz de empuñadura
y naca de amoríos a pesar del Papa con armiño
que nos desbarranca comentarios y cátedras pulcras o defensivas

Lo mejor era la cesta y el mantel extendido
sobre césped civilizado por centurias
de romances y torneos y colegios y riberas

Una sonrisa de gata      porque gata era
gata desagradecida      se descolgó de la luna
Y sin traducir:

You know     beloved D     let´s go
You wan´t regret little L     honey

Y la sonrisa desvaneció el vacío
Y juntos fueron para otra historia

más profana      menos secreta     jamás repetida
porque la academia y la estilística no daban para tanto




frf

dic 2012




  
  

1 comentario: