sábado, 15 de febrero de 2014

CONTINGENTES, pero dados al jolgorio ¿Y QUÉ? (el 43° de Apuntes para un desarrollo subrepticio)







 
 

de la parte: Y otra vez la cordura






desde: Apuntes para un desarrollo subrepticio








43







CONTINGENTES, pero dados al jolgorio ¿Y QUÉ?








Sí, sí, sí. Como rosas, o como lirios
casual somos. No cabe duda.
Cazador de liebres y tramboyos y miradas.

Sí, sí, sí, igual que elefantes
o los ya pasados megaterios:
Así somos, ¿caben, duda?
Cazador de yucas y espinacas.

Sí, sí, sí. Tal vez moscas, u hormigas
¿Coleópteros? Sí, muchos horizontes.
Nada de esperas, salvo + moscas, + hormigas
más variadas especies de expectativas dudosas
y por cierto sacrosantas:
calabazas y tunas, también:
¿Nuevos trilobites?
Cazador de luciérnagas y sandías.

Para el fideo somos. No cabe la menor.
Pero gruñimos.
Sí, sí, sí, así somos, no, para nada:
murmurantes como mujeres locas de gozo
a no confundir babeos con el recuerdo
de luz perdida:
Ah no, nada, salvo muletas, ventajitas y fija ojos
ante caballos no somos, aunque parecidos
como arrumacos: bajo sólo a veces piensan arriba
cabe siempre y jalan la carreta.

(si zanahorias delante, y tiran y tiran y tiran sobre

tras como si en eso se fuera la muerte)



Sí, sí, sí, como los macacos o los camaleones
las ilusiones arborícolas
siempre escarbando mientras
aunque gesticulen tanto
cazador de berenjenas y hermosuras.

Ah sí, si griegos o con sotanas, nada
de embriagarse con el logos
y dejen que el vino se haga carne
mientras mantén serena la esperanza
que amarás y serás amado por eso
tal vez sí, tal vez no: durante el relámpago
tu arrebato ruidoso, o mudito:

cazador de orquídeas, permanencias, certidumbres:
murmurín como marsopa con pesadumbre y risa:

¿Por qué una mariposa tendría que ser más que una mariposa?

Algunos les viene el mundo abajo:
y defienden dentelladas sus muletas son-et-eras:
enfermos están de logos, de cenizas
no solo rezan, quieren certezas, polvo macanudo:

ángeles         para nada terribles: comunales y hasta de la guarda.
espíritus       aficionados a cadenas y a la herrumbre.
fantasmas     como sábanas pero de sexo tintoreado.
almas           la quintaesencia de la cosa y

permanecer, permanecer, permanecer: para siempre

genios, taos, querubines, elfos, demonios, ni odias
simpaticones y gólgotas, o muertes de espectáculos
u ogras deliciosas:

diarias resurrecciones, eones de corto alcance
ciclos de, o, y, destripes y ganancias , y que nada cambie corto
porque permanecer y permanecer y permanecer para siempre

seguridades,                al 7% y sin riesgos,
tocuyos,                      tan buenos como diamantes,
platitudes,                   en codiciosas bondades divinas,
correspondencias,       con el demonio que compite,
marcas,                       de seguridad, de excelencia, de vida eterna:
simpatías:

y le claman Voluntad, Idea, Dios, Amor, un puro arcoiris
o Táicos, para mayor seguridad, lo encarnan, lo coloran
le historian: Lo tran-substancian, chuata, lo vaquizan
lo avataran:
lo descienden de judíos, lo remachan en aceite
con sus lagos: se hacen griegos-semitas, o pescado.

Ah mariposa, sólo bien te ninfarás
si existe la Mariposa; de lo contrario, sicópata:
raza de simples. En las fauces de la Mantis.

Imita al labrador despechado; a las hijas del viudo
de la sal; al hermanito antes del destripe; a la viejecilla
que palitos allegaba a la fogata
que si tal hacían
¿cómo será sin la Mariposa?
¿qué sería de nuestra herencia pagana dados a creer
en diosas, madres de dioses, rayos desde las manos palmas
y escapularios invulnerables?
Ah el delicioso jolgorio, como rosas
o como lirios.


Qué placidez más patética, más salubre
digna de batracios que encantan.
Sí, sí, sí, así somos, no cabe dudas:


Dos de queso.




  

No hay comentarios:

Publicar un comentario