lunes, 25 de marzo de 2013

ACERCA DE TODO Y ACERCA DE NADA (de: Algo como Eso)

 
 






(desde: Algo como Eso)




3

ACERCA DE TODO Y ACERCA DE NADA



Cuándo somos más: uno mismo si no ya limpios
y ajenos      o de café celeste por lo trucho y rémora?

Yo junto a ti
y tú interesándote en concursos de la TV
después de los pensativos intentos:

preámbulos para evitar que tan como vegetales
que hacia las sombras quiero de lumbres y aquí
y tú como que haces que la metafísica interesa cuando
como dices “la eternidad vale callampa”     eso dijo
 y aplaudes a la María José
y digo “necesita que la enseñen” y desde
el espejo /que nos mira/ te sorprendes
mientras rozas tus pezones:

Qué sé que si    que Él me perdone        mañana
tendrán de comer
insistes        en ambiente que no cuaja.

Pero también el ardor     ese de pistones
y bravos    /de jugos y cigarrillos
entre tus corrosivas     /te enclusa a deseos
de roles y misivas        reconcentrados
más que hongos /como pantaletas
más que enajenaciones o tormentas
o habrías dicho que mañana
a un no eres más que esa cáscara
oscura y chispitas que abarco
que toco colaless adentro en espera de mejores.

Y es como te ausentas con tus tejidos sabios
y en mi oreja
y te observo con mis tinos y te absorbo con mi espera
y te enervo los mi enojo / que a fingir he aprendido,
y te expulso y te riesgo y arrobo y siento
y pal carajo esa decencia.

Lo húmedo entre tus desidias cuando aparco en ti
una tibieza de náusea.
Una calidez de arrecife.
Un caer en la hondura más egoísta.

Ya no recuerdo los taxis     que dos veces hube
detenidos     premios a la molicie
en la penumbra y el desatino /arriesgando
ser avizorados del tedio /porque el paradero equivocaste
y el segundo que sólo sabía del Motel Salvador,
otro poco más cercano    //más paraíso//
y mis instrucciones que sí que a cualquier destino

pero lo más pronto

a la terca acuosa de tensa
no fueras arrepentirte

y yo llamando al trabajo
para mentir que estoy contigo
que estoy cada vez que te acercas    /desahuciado y lento
o pensando clítoris y salivas /tentativas y dispersas.

Y qué importa que todo esto pare en nada.
Siempre todo para en nada
como telón divertido omnipresente y pavores reales y ciertos
siempre la nada por delante     /a insistir la verdad
o casi rechazarla     como la prudencia obscena de caracoles
aunque los curas digan otra misa
y hasta existan los que acusan que a la calma chicha y opresora
donde la resaca
hay que atraparla con esfuerzo
y yo creía que era cuestión de espera y hasta desaliento
o la barbarie de tener que amononar el carnet a la entrada
del paraíso.

Ah la nada      cuando estamos mira a mira.

Ah la nada     cuando un solo ruido
cuando somos como aquellos espejos y sabemos y callamos.

Ah la cierta
cuando amargamos nuestra espera
y palpamos     y dejo que lo tengas
y me dejas imitarte      las almas?
¿las dichosas almas?

¡Vamos, sé realista!
¡Apaga el televisor!

Ahí cuando sé que la nada importa un carajo.

Y prende la luz que quiero ver:

Verte.

Verme.

Con toda la nada por delante: Esa expectativa sin término.




   
   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario