sábado, 16 de marzo de 2013

A MITAD DE LO INCIERTO (de: El Surco Confundido o Cambridge Revisitado)

 
 







(desde: El Surco Confundido o Cambridge Revisitado)


4
A MITAD DE LO INCIERTO



Hacia donde el pretexto del encuentro,
vestido en linajes:
La luna mecía sangre coagulada.

Sin desconciertos ni desazones requeridas
+ ovillado
y en cueros, hilos en los chanchitos,
estampillas en las ovejas:
La torpeza del viento hería los
dejos de hace muchos pasados y desvelos.

Cuando por el putrefacto y adorable
sombreado de tiritos o costumbres
ejercían su aroma:
El arcoiris predecía la desazón del horizonte.

Para por ahí de certeza, de pasada en el tráfico
a la ruta del olvido,
/ ofrecido y oculto:
La muerte jugaba su baraja / de fresias tímidas
fresias velaban sus entrepiernas aromáticas:
La iglesia redonda de piedra romana predijo
la temporalidad del encuentro.

Pero ni así, de mesonera atrayendo las sonrisas
el primer trimestre y sus nuevas bicicletas
ni allá: propinas escuálidas,
ni nada en la angustia,
ni en sus horas hambres, cuando el atardecer solitario.

Ni siquiera de copetinera exitosa / ingenua por costumbre:
el sistema las produce como desacostumbrado lubricante
para la transferencia del goteo.

Fornica sudores,
o cubre banquetes del alto mando
para calmar el podrido gusano:

Su podrido gusano. (A punto estuvo de decir
pero quedó callado).





  
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario