sábado, 1 de septiembre de 2012

AMORES DE VERANO (desde Si tan sólo existieras)

 
 





(de Si tan solo existieras)



AMORES DE VERANO




Sé quel sol es cosa y poder
que está como marcando
allá / para todos / radiante / y maligna si lo miras
a sus ojos

afuera y potente

aquella esperanza que si no todo lo abarca
deslumbra al menos del verano la tristeza aquella
aquí /adentro

Pero es una maravilla: A todos dando su toque de clarines
sus consecuencias en desazones y desvelos

Como señal de político increíble
mas no estéril su fijeza
porque también acá
porque mirarla no le puedes sostener sus desprendimientos
su gallardía

Como nervioso te extrañan y bizcas
para otro lado las sombras   /los anhelos

Donde sabes que sistemáticamente debilita:
Y el tiempo urge sus colores de cuento maravilla

Por eso gusta
que los amores pertenezcan a sistemas
Que la tierra incline
                                   ante el poderoso
y amorosa lo circunde

O no tendríamos
los cafés movedizos    /   los chalones alzados
esos dorados pavores del insomnio
todas las nostalgias y terrores

caobas mustios /el recuerdo de la madre y sus anhelos
boinas que conversan / nostalgias bermellones
en recreo y conversa

esa sed de agobio / ese sudor congelado
amarillos camisolas / los placeres
cobre marrones / suéteres beige
esperas a la sombra
                              árboles de plaza

los rojos caídos    las hojas alzadas    los labios
si retienen:
los refocilos al aire / y en encierro de la oculta sombra
ese campanario de palomas

Ensimismamientos compartidos
como carmines:
toda la tramoya del romance:

La Virginia y sus roces /labios a destiempo
deslumbrantes deslumbrado
desenrollo technicolor en cinta movediza
/ y a deshora

Los que entienden por supuesto
esto de ser sistémico con el astro        allí
tan quieto / tan movedizo

Acá brilla        /dándonos emocioncita
Sin pedir nada en cambio
Salvo           cuando quedas dormido

i.e. sobre la tibia acogedora

y los muslos        marcando la línea divisoria del aire
las corvas            ardientes como al horno
las pantorrillas     tan tersas

los de miedo

Al aire    //obliga y compulsa
sabia parte también del sistema
a no soñar
                            a tres noches de estómago

Desazones y temores en presente huidizo
instante voluntario

Untando nivea que chillidos refresca
ser tan idiota
tan pancora berreante colorada enorme
y estéril en lo tieso
con el orgullo tostado y la urgencia que preocupa

Fue /de todo/ lo único bueno del sistema
aunque después /en Santiago/ no te lleve ni de apunte:

Entonces hubimos temporales

Ni caso por encanto lluvias
inundaciones
noches en vela
juntó quel Rey nos mira de soslayo
y el Niño arrancósenos de asomar por el norte:

Y la sistémica Cecilia desaparecióse para siempre

bu bu bu” llora la sombra de gitana

Y esto también es parte del sistema en movimiento

Que todo es cíclico
Que todo permanece en la esfera
de sus mutuas atracciones
Y lo nuevo apenas ese ir del verde al café
y el ojo que evalúa mal las graduaciones del olvido

Oh    /cómo quisiéramos que así fuera

La café Virginia repitiéndose /más adelante/
y desolada

Hasta que el verde sistema en su presión abra su encanto
a otro más grande desatino / y / o / esperanza:

Ahí vendrá lo extraño







  
   

2 comentarios:

  1. Desproporcionadamente buen poeta.
    Sol y frescura sobreponiéndose a la neblina del tiempo.

    Un abrazo fuerte, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo fuerte y fraterno Jorge,Jorge Muzan.
      Ahora soy yo el que tendrá que sobreponerse a comentario tan cálido.
      Gracias Jorge.
      (Por fin encontré tu comentario... ocurre que fue informado en e-mail... pero no lo pillaba... Estaba clasificado como "spam"... algo falló en el blogspot.com)... ahora lo rescaté)

      Eliminar