martes, 7 de octubre de 2014

Díptico Final: El poder de los ritos compartidos (final de El Paraíso Descolocado)

 



 


desde: esos ataques de agobios del pasado y sus recuerdos





Díptico Final
de como El Paraíso Descolocado: su pata coja
porque de allí viene:
esos conjuntos no se terminan nunca)






DÍPTICO FINAL


I


El poder de los ritos compartidos






Creíamos en fantasías:

a la hora de la matinal
íbamos expectantes
a esa oscuridad sagrada
/hasta que crecimos un poco

Joder:
a buscar encuentros íbamos
al ritual de la matiné
/íbamos luminosos
a esa irradiación de esperanzas y sueños
//hasta que crecimos otro poco

Entonces dejamos de ir a la matiné
y cambiamos a la selecta
/íbamos esperanzados

Después fue la vermut y la noche

hasta que llegó la tele
y ya no fuimos más

ella venía
a la superficie del bullicio diario
///Ahí fue que dejamos de crecer:

Entonces las certidumbres de creer
en fantasías honorables
fijadas de manera indeleble:

/el cielo /el infierno

cosas así: retribuciones y condenas
se hicieran más y más subjetivas

dudosas         fractales

según el empalago de cada diferencia
porque una pantalla pequeñita es algo

//algo que consumes solo        sin esfuerzo

como comer un tuto que ya nadie disputa
que está siempre ahí:
que da lo mismo
que no más que copucheas si algo
que tan poco compartes
como si el pop-corn también diera lo mismo

¿No debiera la Iglesia restablecer el latín de los ritos?

La Edad Media nos parece más y más sospechosa
mientras más y más alejada de lo diario
¿y no están allí su origen y raíces?




II

ASEDIO Y PERMANENCIA



Lo que buscas no es + que un símbolo
que a todos muestre
del sí mismo
lo que de ti ocultas
y a regañadientes        /como fantasmal dejo o carraspera/
en su máscara de morado:
no puedas encontrarle
ya que nada permanece

Porque no quieres ver y te alejas:

Así te lleven donde la nieve
endurezca
para que logren alcanzarte
y todos tus yo te rodeen:
                                       y puedan devorarte

Entonces renazcas




frf



   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario