martes, 19 de noviembre de 2013

LA DÉCIMO QUINTA PLUMA (el 29 de Carteros Atrabiliarios, Dulces Energúmenos)

 
 









Desde: Carteros Atrabiliarios, Dulces Energúmenos






LA DÉCIMO QUINTA PLUMA




29




El Rumor: Ese segundo que brisaba o tal vez era sonrisa.
Su lo dudoso. De lo celeste a la guarda de tu hermana:
esa permanente incierta o locura de lo traducido:
Como atrapar el vacío o la nada o parafrasear la sintaxis:

Cuida del arcano, porque el arcano te hará vulnerable.
Cuida su rabia total: una jaula para encerrarte en el terror
y tu esperanza hecha barrotes
abierto a la imaginación de los muslos, de la sangre
y a la carne desgarrada.
De los gritos que sofocan su clemencia: la paz necesitan
escribas y otros traductores de sus truenos y
corajes versiculados: Recuerden su carácter juguetón
inseguro, dado a poner pruebas y tablas pétreas o cifradas.

Y si nunca habéis pasado
ni una sola de sus pruebas:      ¿pruebas o certezas de su odio
la inconsciencia primitiva mal traduce la carencia?
Bienaventurados sean tú y tus descendientes
hasta la décimo quinta pluma porque del paraíso
aun no has sido desterrado.
Ni del hambre de seguridad, o la cortedad del amor y sus levaduras:

Como decía el profeta, con exceso de mesura:
Nadie pasará nunca ni una sola de sus pruebas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario