sábado, 11 de marzo de 2017

ORACIONES DESNUDAS EN EL LOTE









ORACIONES DESNUDAS EN EL LOTE



Había uno que vino
               ni supieron desde dónde ni cómo
pero ciertamente /tal vez hacia y por qué/ con el mundo exterior/
conmueve y dice       algo como poco

y desaparece         en las últimas aguas revueltas
fuera de / lejos de / y para casi      relacionado con      ése como algo:
como la realidad quejosa / o delirante / o sonrisas

pues si se lee correctamente: un estero
/enmendando lo escrito/
una manera del alejarse y del conectarse
del hambre y las pesadillas

/esas aguas que albergan piedras planas y sueños
/esas aguas donde apalean ropa blanca dejando ir
lavazas gringa y la parte ya trunca

alejándola / guardándola / como hojas a secarse

/esas aguas del bosque de sombras-luces      más allá:

igualmente lejanas y despreocupadas
certeramente
la realidad como debiera ser /el que comanda
chingado por toda la eternidad visualizable / o calle y continúe

y aunque no se escriba

en los eucaliptus de olor maravilla y coiles de fruto maravilla
en las zarzamoras con mucho polvo/ y chupones
con hormigones agresivos
/no muchos risueños      u olvidados/
allí albergan no sólo las sombras de una descripción
que no atrapa el recuerdo
y los coligües como muros y las lianas de centinelas
donde la tierra era otra y estaba como detenida

completamente imaginaria: sus contoneos de caderas

su extraño modo    la harina tostada con leche condensa y pegajosa
su secreta               burbujeante
                              nocturna /en grumos de una compartida delicia
única tal vez           secretos afanes bajo las cubrecamas

hechas deseos de día /somnolencias de tarde/afanes cuando cercanas

en medio de ese largo trecho
entre los alfajores en punto y los muslos a la deriva
y las toallas güachas y desalentadas o misioneras

fijan y fulguran y las expectativas que condicen
como amasijo de salivas o vegetal humus y lombrices

cómo un puente une el espacio de los sueños

a la misión donde figura uno solo / altanero y fulgurante
/en todas partes siempre ojo que vigila/
sus tres agentes dispuestos a todo

amar                      esos muslos y plisados y cañuelas
                              esos que unen las percalas a la tierra
castigar                  los arranques hacia el encanto del bosque
volar                      como pichones simbólicos reuniendo
                              la carencia

la casa de verano                  ora per cápita
la residencia secreta              ora per nova

El bazar: sus juegos y canciones mexicanas

las veredas de maderas comerciales y valores
/una carnicería /una pulpería /un emporio
//porque el matadero oculta más atrás//
la violencia que organiza el estatus vigilante
y más allá //en ese otro lado de lo húmedo//
lo abigarrado a tiempo: lo certero en los barracones del campamento:

Perros chanchas niños / menudeos en el barro
//hermosas maldades en el espacio de la forma//
un paraíso tan resfriado y tuerto como sagrado y natural




viernes/sábado 27-28 de marzo de 2015

frf




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada