sábado, 3 de octubre de 2015

ASUNTOS ORACULARES (intertextualidades ocultas) / otro suelto del 2015

 


 







ASUNTOS ORACULARES
(intertextualidades ocultas)






Yo soy la noche                                  no ésa que sigue al día
No una noche oscura y retinta            plagada de súcubos
No me presento para cuco meter         por los claustros
correteando
a nadie                                                en conventuales de lirios

/ y además: qué miedo podría             las relaciones deliciosas
infundir                                              extenuadas y extenuantes
una palabra                                         envidia de Abades y de
Obispos
salvo fuera una de ésas:                      que hasta al Santo
Inquisidor
                                                                exhausta y acaba

//y ya tal vez ni siquiera así//
:su Cólera su Ira el rechinar de dientes

Infierno                   contenido en una zarza
Fuego                      para los en cruz saciados
Aceite                      signando al escogido
Fierros                     atenazando a uno como hombre

Agua hirviente Tierra calcinada Aire seco y pútrido
el cercenar de cuellos     los primogénitos derrengados
con el cordero haciéndose polvo
y los caminos agotantes y agotados

todo aquello que recuerde la imaginación
dislocada de los primitivos
aún con nosotros hurgándonos
como en una casa íntima el acoso/

o hacer recordar los tiritones
o espinas dorsales recorridas de escalofríos
cuando cruje el silencio
como una vieja casa poblada de insomnios
y nada ven          y aguantan hasta la respiración
del puro susto que lo desconocido
inmediato les mete en la noche
con esas deliciosas criaturas de penas y sexuales

Más bien una tranquila     apacible    serena
con sus muchas amigables sombras y uno que otro
ruidillo apacible

familiar                        como silueta de paloma
acogedor                     como arrullo de palomo
reconfortante               como pichones en escabeche

pero llena de presagios
puesto que algo sobrecogedor surgirá
y marcará el futuro

Y allí /como ven      no muy lejos
más bien ahí mismito/ el tiempo
el tiempo inalcanzable
pero ahí en reposo para que puedan verlo
el tiempo inagotable
pero ahí abarcable para que puedan apreciarlo
el tiempo inacabable
pero ahí en su cátedra porque gorgorea misterios
el tiempo /fuera y más allá de este mundo

Y entre ambos
:¿no ven un surgir de palomas?
Un surgir de palomas hecho de un sonido ya tan largo?

Durante su viaje he acompañado a Zaratustra

durante todo su viaje
a renacer

a renacer apenas
los signos se presenten
el león amarillo y las palomas

entre la noche y el tiempo

me hice palomas para surgir
como sonido agitado y visual
marcador del tiempo del nuevo humano
después de esa noche
cuando Zaratustra salió de la caverna
y me encontró en las palomas con sus aleteos
y al león amarillo signando el final del inicio

¿No me han escuchado No me han visto?

Ahora bien: El joven Neruda
me reconoció inconfundible
y me sonrió
y me dio a ustedes para su descifre

pero nadie ha hecho caso
nadie nunca hace caso de lo que está
material delante de los ojos
ay    ni siquiera si escrito
/porque no lo fue por un profeta
de esos en el libro/
y sólo es el inicio de un oculto viaje

necesitan velarlo
llevarlo a los dioses

y aún estoy a la espera
a ver si me reconocen surgiendo de esos
mares

mares poblados de sonetos muertos
y grandes zapallos
y barcos que viajan solos

Pero no
nada de eso: los críticos
los expertos
los hombres superiores
no quieren saber nada
y siguen majaderos con sus cosas destruidas
destrucciones en tiempo presente
(a veces contra balanceadas
como si el contra importara uno o dos cojones)
sus molinos que todo lo trituran
sus molinos que hacen polvo y envían a la nada
hasta lo más evidente

porque no se detienen ni perciben
y arrancan de la caverna
y se van a donde con sus bla blas superiores
arman cofradías medievales
ritos de diosecillos inflados

hasta de Nietzsche tienen miedo
aún ya sido y acabado
no vaya a ser que los convenza
y deban     de verdad     buscar lo oculto
lo que está más allá de una simple barranca húmeda
o una cruz de palo y su sonido en campanadas que cruzan
como signos o formas

Sigo siendo la noche               esa preñada
y he aquí el tiempo                  ese fuera de sí mismo

y en medio de esos dos           noche y tiempo
un sonido ya tan largo             un surgir de aleteos

ya tan largo como de palomas un sonido formado
pues de eso es que estoy hecho
desde el momento cuando llegan a saber
que morirán
hasta el día-noche de la nada
sin tregua extendiéndose
¿por cuánto tiempo?

Sobre la tierra: no hay tiempo para esas cosas
no lo hay
Por eso abejas muertas y números





Este texto es un comentario al Zaratustra
en especial a su parte de renuevo
su acápite definitivo
y a la estrofa oracular
en Galope Muerto
de Pablo Neruda
en lo que intertextualiza con el libro
de Nietzsche.

frf
viernes 02 de octubre de 2015

Con la esperanza que por fin
a los expertos      los hombres superiores
les caiga la chaucha
y conozcan las intertextualidades
ocultas en Residencia en la Tierra.
(Algunos años antes: otro joven
seguro de la ceguera de los expertos
signó su Tierra Baldía con más notas
que las que en otras circunstancias
hubiera sido aconsejable).
El joven Neruda no lo hizo

y siguió callando durante toda su vida.

Fijado el sábado 03 de octubre de 2015
después de soñar con una súcubo






   
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario