sábado, 15 de agosto de 2015

TRÍPTICO DE LA ARMONÍA TRINITARIA /el sexto de Si tan sólo existieras/


   
 




desde: Si tan sólo existieras







TRÍPTICO DE LA ARMONÍA TRINITARIA








I

EL MISTERIO DE LA ORACIÓN







Tu resurrección de entre los muertos-vivos
Tu cruenta bajoneada          a la vida eterna:
Tú:
Díscola unión en/con el Dios de las barbas

que son ciertas imágenes las nítidas permanencias
//nadie lo niega//
desde la infancia / y ya después
no valen la lógica ni la meta ni menos
la armonía o la discordia

Incierta                 como queso inyectado de aceite mineral

Por qué me has abandonado      decía la escritura
Por qué me has abandonado      copia el compilador de nuevas
reconstituidas
         barro seco en la estación pobre
trozos de carne prensada y tan proteica poca
o muchas /las pirámides /las cornamentas:

Por eso que prestigiamos:
Los chopos rumores / La brisa del estero
también Los dolores del parto

Hay runruneos que fijan desde las primeras letras
Madurar es acallar sus ecos

Aseguran Nuestra Resurrección
cadáver terco     nunca ahíto    falto de gusanos?

Tú                      la recaída en la Vida Venidera
Lotos                  sed de papiros inútiles
tantas                  las alamedas en sombras    los cuernos
la unión              tu Padre estrecho Primogénito /TRONADOR:
El soleado misterio/la perfumada flor de la pluma: Tú

Nuestra intrascendencia
Tú /a la vela rumorosa     clamores por sosiego
Tú //y fango y basurales en la aldea
Remington Olivetti Orange Crush    también
papiros trozados / pedacitos de cueros

Más allá de las pirámides
                                      El vuelo de la lechuza
                                      La línea que se alarga

Oh Señor mío      Osiris     El reconstituido
Mi Señor y mi rescate:
La llapa

Los álamos ausentes      Moscas sobre la sangre salpicada
                                       no demasiado

Las necias labores:

Tú: como Gato y su prudencia
Palabras rituales
Cohetes y Menudencias

petardos / viejas    voladores y chispitas

Nada y Fe
Algo más que huesos y pellejos
y sal salvante      y Agua y vino

Uno que otro corchete

Rituales /no olvidar los rituales
Los rituales son la palanca que mueve
El miedo: el punto de apoyo

Otros ardores              Como oro
Remordimientos         Como mirra
Delicias                      Como incienso

Miedos                       lo que explica

como tal vez chépica y crisantemos
PAPEL SECANTE     ciertamente

Oh Tú      Osiris     tan reconvenido en trino verdadero
Tan que nunca mueres      //Salvo por un rato
Tan presencia vicaria y cruz futura:
y esencia de lavanda
y anseática o ansata o vivita y coleando

Que te hayan cambiado de nombre /depurado tu
estirpe      /ni más ni menos adorable te
hace:        /Síguenos invocando – a ti –
aún cuando a un árbol            háyante izado       y desde
aquel tronco enardecido: clavado nuestras vidas

///sufridoras      //de hogueras y maderos
y películas sangrientas:
y sutilezas como finalmente lloramos
en vez de dichosos y felices

Mi salvación     Mi fuerza      Mi rescate
la pc    el lap top    Asuntos en la Sacristía



II

EL MISTERIO DE LA COMUNIÓN








En el sonido del pan de aquesta ofrenda:      tus misterios laceran
las carnes /aún esas al aguaite sus letras encriptadas

Tu cuerpo como
óbolo de venganza y renuevo
la sombra que alarga y escarmienta
más que un suspiro menos que un estertor o sus risas:

Ese asunto de velos y de rayos
como ecos / disonancias / miedos paralizantes
ya para nunca más olvidar los maderos
ni siquiera cuando la consumación de los tiempos

Tus carnes y las manos:     el cálido fragor del desencuentro
el ciervo en el bosque      reunidos
las aguas       las primicias
y en el polvo / y en el rito no olvidado
ninguna manera que divierta o asegure
pero atrapa
como lanza persiguiendo su herida
el ántrax que envenena la simiente

Tu sangre de la sangre en el vino // sus sonidos //
Ese cáliz de llamados y respuestas no pedidas:

Las carreras por las lomas
Las botillerías en reemplazo
con sus rejas y candados y mercaderías seguras
para el embriague de tinieblas
o el deslizarse por las lomas / silbantes sus yerbas
invitan al espasmo

La baraja que despliega   /la sombra de la falda/
Lo oscuro de los sauces
Los momentos menos esperados

oh las sombras que ocultan el centro del deseo
como reina de corazones al atisbo y sus percalas
en revueltas y quejumbres

Mi Señor Mitra
que naces cada 25 del contento y mueres
y aseguras y re-apruebas /y luminas la ya crujiente
Vida Eterna por la vía del cansancio
acaramelando las desazones
para otra claridad /ya menos poderosa
las luminarias del aire:

Las viejas culebreando
los guatapiques robustan y atencionan
El ciervo herido en la espesura
su sombra en los copones

Aromas las fresias      las dalias cortas y preservas
los transistores a la escucha    /     El comienzo de la espera
y casi /casi el velo de la Anita María en ese mes
de la blancura     los paseos al altar     el pasaje a la locura

Nuestro común retorno a las Esferas Celestes:

El toro en el potrero / la yegua junto a la parva
/rezaban sobrevivir a la masacre
porque los símbolos concretos hieren y persiguen/

o el circuito integrado con que atrapan a la luna

Gozosas podredumbres que renuevan
los campos del misterio / los encuentros en ese mes
las azucenas cortadas
/las certezas tan inciertas
como la nada querendona y enclenque y por los siglos de los siglos



III

EL MISTERIO DEL RITO VIGENTE Y SU MITO









Nuestra plegaria /ingenua-añeja/ no te distingue de Osiris
tampoco de golpear madera
como tres toc tocs y un solo sonido

La eucaristía /infancia-olvido/ no diferencia de Mitra
ni del pan amasado / su atrayente amasijo
tan rico con chicharrones y pebre
aunque mejor el chancho en la piedra

/producen acidez y gordura /y mejor ponerse a régimen/

Qué te distingue    Jesús?
Un asno renacentista / unas vides en tauro / una higuera seca?
O sólo el sepulcro y el abandono de las piedras?

los santitos
las espinas
la imaginación desatada en las ruidosas y sagradas
como rumores y certezas?

Osiris //mi Señor Osiris:
leyendas             sangres suculentas y esparcidas
tan creíble que Nadie creyera para siempre
búsquedas como segando / como aventadas
como surcos que mustian las espigas
como la versión chingada de Windows

Aun cuando la tuya menos no lo sea:

Las alamedas     chopos ordenados     caminos
esperanzas    mails electrónicos
                 destinos a la basura
las redes sociales             sus en vías de televisión abierta
la digital equipment corporation
su fracaso paradigmático
así la enumeración versa sobre el soslayo
y las cosas rochan no coladas /atoran y se hacen mitos

Mitra //Amado Mitra:
leyendas subrepticias    espadas y puñales
tan precario como el almuerzo de todos los días
en la pobla
mmm la falta de bistocos que contengan
la invasión de los night clubes / y esos cafés con piernas
donde corren medias y cuadros esfuman

pierden en la sombra azorada de los tiempos
monolitos y certidumbres recobran trinitaria su ceniza
mucha fe en los aspavientos:
como juego de rol su vigencia ya pasada

Y qué si renueva en cada lúgubre primavera:

la sangre tardía produce grillos confidentes
cómo se alejan la Anita y su velo
producen escalofríos     nostalgias     invitaciones a la troca

Jesús:

Extrajeron los poetas la leyenda ya entonces
de antiguos rollos traducidos del corazón a la cabeza?:
porque no había Internet y había que forzar la memoria
en medio de sangrientas discusiones

Cueros en desuso          vasijas secas
calambres en la manos?

Leer el libro y de allí deducir los detalles

En tus propias letras griegas resuma la urdimbre
donde telaron amorosos:
las anécdotas
las riñas
esas verdades absolutas
los anacolutos y las pelambres

Jesús hasta en el olvido de tu pueblito natal
en la Galilea marcó tu rumbo arribista
y como Cristo un remiendo de teolo-cuentos
y abstrusas sutilezas en la disputa por cargos y prebendas:

Como radicales: no me des    pero ponme donde haiga:
y así los encargados del presupuesto llegaron a ser
los Obispos los persecutores y los jueces y los verdugos

Una jarra de vino joven     verdes olivas negras
y el recuerdo de su falda

Él    así con mayúscula
el único
el no perdido
allí: en la penumbra de los siglos:

Un jardín en la tarde amortiguada
invita confidencias
no dichas            y sí apenas susurradas
las desviaciones en reemplazo?

Poesía Primigenia oculta y desacata:

Los duraznos en flor / los blancos almendros
Los signos olorosos de la inocencia incompartida

el vuelo de una paloma torcaza
un misal nacarado y blanco
la conchaperla y su prestigio
un velo / una cinta

El motor de un banco de datos incompletos
normalizados que en las Tablas caben y
rebalsan la inocencia

Sidartha nombrado verdadero

Pero sólo tú llegas a Dios: la palabra ladina
La carrera meteórica

El color de los cuervos concuerda tu cabellera de oliva

Y Todo aquel misterio a plena luz de la Historia:
aunque papiros y cueros se hayan borroneado

Él           te mira en el espejo
ve te en el reflejo trizado del mito
lloroso y sanguinario
interpolado en certidumbre

Será que ya no reza?:

Pero siempre el perfume de fresias en mañanas tibias de la infancia
y el recuerdo de circuitos integrados
y los trapos llamando a degüello

Y dónde la prosa? la buena prosa sin retórica / dónde?
La culpa de las barbas iracundas del padre
los quejidos de la madre
los aciertos y desatinos?

El Imperio / El Imperio lo asegura y promueve
/también la Pacha Mama

Tres tocs tocs y un solo sonido:
Nos aterra la falta de respuestas








   
   

1 comentario: