domingo, 12 de junio de 2011

ANTICRÍTICA A LA RIMA (de esos sueltos del 2011)






ANTICRÍTICA A LA RIMA




Jesucito, Jesucito
que naciste pobrecito
del romano frío opilado
por qué dejas te recubran de amarillo
de la fogosa espada de los ricos empresarios
recamado?

Puede un sueño intervenir su desarrollo?
Puede una orquídea rechazar a sus avispas?
Saltando la caterva de linos y paños en las sienes
y miles de fogatas.

Si los curas lo dicen: que no el cuerpo
el espejo lo que debe ser salvado:
vaya nuestro lastre a lo amarillo
nuestra etérea a lo morado
y el Rey glorificado de emprendedores
pobrecitos, y los ricos cumulados
salvan camellitos en la aguja enhebrados
de casita de muñecas
en los cielos: que el reino no es de este mundo:
milagro, milagro milagro ecoiza el Vati Vano.

Acumular. Acumular que el mundo no va acabar:
ya no vienen los mil años, fue muda la consigna
de batalla, la vida?
perdurable
y la resurrección de la carne sano esperanzado
mito nuevo:
y me hago, y cómo, ateo honrado:
timorato para nada
comunicrático palurdo:
paradógico pragmático
mirando en el mi espejo, ya quebrado
ojos convertidos en ceniza
culebra emergiendo la su piel
re-cubierta
en grises querientes de llorar
remontando, remontando, remontando
al interior de barca lastrada
y rara cual alma que escapa
a que se la lleve el diablo:

Pero a quién le importa? A quién le importa nada?
Importa?

Si el vaso no levanta inmenso
sino a refocilar la sangre, dulce y amargo
vino y nada?
Un vaso?
Un útero: un tiburón arenero?
Un imperio de amarillo?

Jesucito, Jesucito, que naciste pobrecito
cómo que hora tan riquito y guapo
y del cogote intimito con las batutas
de la Reserva Federal
en el templo?

Y la rima? Se amostazó.
La dejaron de mentar, y se fue en parranda:

Mírenla allá, amurrada
friendo espárragos
engatusando uno que otro
añorante de misterios.

Se me hace que no eres + que vieja y cuentera
y a emperifollar vetustas buenas para el sepulcro
como el Osiris, o el Mitra, y el Adonis, o el Atis:
a penas rebajaron a trino
elevaron alienígena a lo más inmáculo
de la sonajera al pan y al vino y al cáliz consumado:

Que si Adán lo hubiera sido: no hay milagros
ni textito este, ni fuleros.

(Que, obvio, con misterio rima):

Ay, Jesucito, qué se rechaza cuando la rima se rechaza?


frf
12-14-16/feb/06/mar/2007 / 12-junio 2011



sábado, 11 de junio de 2011

ACERCA DE CREENCIAS (de Expropiación del árbol y otros textos)





(de: Expropiación del árbol y otros textos)



ACERCA DE CREENCIAS








De yo creo en Él, y lo miras
como si diferente en su barco de locura
como si el corazón fijo en la esperanza
de su viaje

y tú crees en Él, y lo inciensas
ese gusto oriental por el trote y los camellos
hay un nosotros que tal vez
como si Eva no hubiera comido algo más
que la manzana y su delicia
cubierta de culposo caramelo:
no crea en nada que no pueda ser como un sicomoro
o un sacacorchos
o una envidia de paz y de dulzura.

Si lo hubiera,
salvo el exterminio o la expulsión:
herejes, un pino en medio de los robles;
paganos, aquellas heredades felices
locura sabia, machos cabríos
ondinas desnudas en la dichosa intemperie
bondad terrenal y etérea;
tercos impíos llamados a la lepra
al mercurio, al carrusel de la luna.

O el exterminio más llevado en su gracia
angelical, sombras, fogatas, horcas
azadones de paja y sepultura:
fornicadores, por irse en pos
de esa unión que reconcilia
y así insoportablemente diferentes
o poderosamente demoníacos.

Siempre el exterminio.
Estarían más allá del alcance de las águilas.

Porque tu Dios no es mi Dios:
y ellos se extasiados guerreando, ecos de misma
locura, la misma impotencia de aldea
sobre crecida, o tienda que se esparce
misma ciénaga pudra las raíces; cuál dioses en su grito
más poderosos, su veneno, más sabios:
corazas, atrapando la divina impotencia
sus trenzas, sus prepucios.
No singulariza nada valedero?

Luciérnagas alumbrando encandiladas
las fauces del hambre: las acabará encimas
no previstas en la conciencia de la nada:

Más ecuménicamente pre-potentes
más sectarios tan universales en el
signo de su mandrágora, su cruz
fabricada con espárragos y sangre;
señor de los ejércitos,
mas cuidador de sus carneros y gemidos.

Altezas pugnan la clientela caprichosa
cárceles brillando la contumaz contumelia:
se cociendo las espinas
fogatas al acecho: /como el joven al viejo león
pronto a ser correteado del favor de las bellas que les miran

matapiojos martirizantes los unos a los otros

la viuda negra
no bien les permitan el poder y la gloria
esa vibración que nos atrapa.

Porque tú te ves muy bien con tu vientre de fuego
y tú te vas muy maja de túnica mortuoria
y tú que un rayo no nos parta:
nos comandan los ejércitos y nosotros no confiamos
ya, en el único, el comunicativo, escribidor cierto
ése, apariencia de palabras arcaicas y de cuentos
esotéricos cifrados en letanías y rituales de violencia ya atenuada:

Sacan la contumelia sus narices enrostran
pretenden una venia sagrada y contrita
donde tú te ves muy mal con tu vientre de ceniza
y tú muy cierta tu rajadura velada
trenzados en furioso abrazo en la barca que se aleja.
Y tú que un rayo no nos parta en lo pulcro de la calma

Providencia. Providencia. Escapulario

o no comande las escuadras cuando el torbellino llame a la
salida, o marejadas impulsen al atraque, en la ofuscación
de expertos en excusas;
ni en las zarzas se aparece
o lo vemos allí con su dedo melifluo,
muy idolatrado, tocando otro dedo robusto y deseado
reposa allá en las nubes en lo bajo:
andamios ya en retiro.

Como espléndidos dedócratas humanos
sus serpientes debiluchas y comidas
les den guaraca en
el simulacro perseguidos
y nosotros no confiamos
ya, ese único, comunicativo
enviados invisibles buenos para el arranque al primer atrinque
certeza, o codornices sumagadas
y escritorado, ése,
una apariencia de palabra arcaica:

la sombra de una sombra con su velo
el sonido de un silencio de silencio
el ajetreo de la nada que truena y encabrita:
de fuego
el espejo de otro quebrando
miles y cadenas / nadas y reflejas
fulgen la carencia de flechazo verdadero.

Ni aunque lleguen los oficiantes y sus ritos.
Sus muy bien escritas discordias y razones.
Sus veladas invitaciones al pecado.

Y todo porque nacimos.

Ni siquiera ése otro que nadie sabe cómo pronunciarlo.
Y entonces, en qué esperas?

Más que imaginar respuestas, el problema es la manzana
las uvas, sabrosas, jugosas, juerguistas
un chaparrón de verano
los cultos caramelos:
tal vez si miráramos profundo
ella tan dulce, tan no sé dónde en el rescoldo de la arena
tan que todo puras palabras: motos
calabozos, esperpentos
sintiendo la desazón
represas
fresas salvajes
vestimentas
rayos en la col
ita.

motos                       sacando a pasear el trasero de los jeanes
calabozos                 protegiendo huesos y mendrugos
represas                    en la profunda selva de ilusiones
fresas salvajes           que el perro surrealista vomita
                                 y tú lo lames

vestimentas               para salir desnudo a la calle
                                 y te metan a ese otro calabozo


Pero algo, algo, algo.

ALGO

Nos haga pasar el tiempo mientras no pensamos
y de miedo nos tirita el fin previsto.

Ahhhhhh pero la quintaesencia no necesita de imágenes
concretas cuando lo misterio:

Mmm / entonces a qué jorobar la vida
si se acaba?

Mejor ganáramos-la / aquí mismito / y bien dispuesta.

Números, dibujos crípticos
rituales, una forma arcaica de conocer al semejante:
agarrarle por el cuello y llenarlo de cianuro.
Inocua, si ya perdieron la espada y su exterminio.

Mmm, menos mal, que la perdieron.

Y tú Bruno, pasa por adelantar apenas
20 años.
Y ni así: nada de perdón, nada de olvido.
Aunque adulto y ya tuvieras opinión:
Esa fogata que aún nos ilumina

en el parecer de excusas para latrocinios
del renovado o el chascón

no tenían por qué salvarte de modo tan salvaje.
Y nos sigue iluminando en como ocho lenguas
donde no hubo palabra de recanto.

Y esto que lo tengas muy presente:

, el idiota sonriente, dueño de fundo
desparramando tu simiente para
entrancar el mundo
des-nacional y no-renovado, sus boñigas
repulsivas, aunque el chascón
busque la quinta pata y la razón de su irónica sonrisa
total le pagan en gracia eso
y la encuentra nauseabundo, o se le seque la sesera
y más electrizado recule y se abanica.

Así, cada simplona-da argumenta las creencias
para terror de cocodrilos y koalas
de creencia cuestión es, o mariposas
en el banquete de lo insulso.

Ah, sutiles.

Y aseguran: no utopías deológicas
ni automática barca en lo profundo de la noche
ni una mosca de cabeza blanca.

Guata, guata y más guata
y colaleses y filitas camufladas lo entendible
el seguimiento de lo vano.

Algo ganáramos mejor / aquí en mismito / y cuán dispuesta
acerca de creencias y otras vidas y rutinas.





21/feb/06/mar/2007 / 12 de junio de 2011



DE LO DULCE Y DE LO DESOPILATANTE





DE LO DULCE Y DE LO DESOPILATANTE




Así / no:

¿Desopilatada atrozmente y como para sierra enloquecida?

¡No!

  
Dulcemente desopilatada:

  
pues le conviene a la cursi lona en su cuática de turrón merovingio
abrirse mágicamente, / mágicamente y de piernas cariñosas;
entonces, como haciéndo agüita, y resguardeciendo
los ataques,
cual escudo pit bull inocente de fiero
con adrenalina recorriendo sus fauces des humedecidas,
con la baba
de espanto que le encanta,
y así,
allí mismito gloriosa y mente sana
dejarse penetrar por ese desopilatamiento tiernucho
que la estremece y acaba:
de acerca de una (o dos) verdades,
dulcemente desopilatadilla  y más que en el cielo de la tierra.

  
Y Así, sí.    /       Sí, que sí.

  
Porque la dulce cuática del desopilatante escarmiento
merece nuestro respeto, y cariño, de así sea:
  

todo 26 / octubre / de 2010 deso fecha que lata pilo
y lugariza y fija, a lo más temporal de lo efímero,
aquí en la tierra de sonidos:

  
(Tal vez para un libro que puedan lamar:
<Juego concreto de concretodesarmado)

y se quede en risa
muda.


frf


ZAPATOS



¿No les da como lata terminar lo iniciado?
Aquí, un mi ejemplo:





A DESTAJO LOS ZAPATOS



Zapato: zapato de hombre, medias también,
de mujer, de niño, ¿de niña? / también,
ah, la nostalgia, lo ido, lo porvenir,
zapatito, como un caracol con cachitos
de cuero, de plástico, de cristal, de plata,
de cachitos, y por supuesto que al sol,
sácate tus zapatitos
(y no lo tomes tan en serio que hasta el colaless alega)

    
zapato chino, hada de los zapatos,
ladrón de zapatillas, honras, cordones
montañosos, maravillas zapateras
como quien no quiere la cosa y ruega:
   


zapatos de charol, depende,
zapato ortopédico, mucho más,
y el trabajo de enmienda porque lo bello
es el deleite en manufacturas o juergas:
   

zapatos de lana, y el botatín, zapatos de fierro,
zapato del 48, zapato del 33, botas,
zapatazo, 69 zapatazos, y otro en París con zapatos de regalo,
zapato en caja, celofanes, cintas, condones y azulinas
fábrica de zapatos, zapatero, zapador, fuera,
   

a tus zapatos
    

zapatos nuevos, viejos, negros, cafés roñosos,
ufffff como 666 zapatos más o menos
y el poder de lo semejante y esperado
   
zapatos? última moda
   

¡zapatos! pasados a bacterias, roquefort,
zapatines, de charol, porque nos gusta tanto,
que lo repetimos sin asco, como eso que titila,
zapatos por comprar, por reparar, por regalar,
por si a caso zapatos a la intemperie y dejados
a la entrada con mucho cuido de papas, camotes
y vergüenzas monetarias
   

a robar, sin zapatos, sin cojones,
descalzo, en hotel de 25 estrellas
zapatero a tus imaginarios zapatos,
detrás de la mucama por mani largo
que en USA matan a destajo
zapatos ausentes, zapatos rotos, ahhhhhhhh:
    

zapatos del viejo y su simbología irrepetible:
   

amor de zapatos,         rituales para nada prohibidos
zapatos del abuelo,      y zuecos de la abuela
zapatos del soldado,    botototos con gafas
bototos de larga nariz,
botas
zapatos de taco alto, de taco más alto,
altísimos,
zapatos de copetinera,
zapatos de bailaora,
zapatos de bailada en caño,
zapatos nocturnos,
zapatos ausentes,
zapatos presentes y esenciales, en la prestaciones,
tacos agujas,

zapatos con luces, inocentes, antes del mareo,
zapatos prestados, añoro esos zapatos,
zapatos cenicientos, no salgas sin zapatos,
correspondencia necesaria entre los zapatos y el cola-less,
escarpines,
¿me saco los zapatos? no entiendes
¿puedo dejarme los zapatos? ah las explicaciones
taco quebrado, ¿cuanto valen los zapatos?
Esperanza.
   

¿Me regalas zapatos? Botas mejor.
   

Zapatotos, del Alejandro, amigo del Carloto
pero eso ya es otra historia ajena a los zapatos
que con la Luz María, se coló de contrabando
como un zapato en el alfeizar
o esas medias colgando, de la chimenea colgando,
para el atrape del gordo de rojos zapatitos
de cuero el reno.
  

Mermelada de zapatos                     al pesto.

  
Nota: ir haciéndolo cada vez más estereotipado
agregar líneas diagonales, mocasines por ejemplo,
y abstruso cada vez que a él se vuelva:
de porcelana quebrada y palabras rotas
que prueben lo ridículo y que ya  no habrá más tiempo

Ay, el acabóse de mundo que no fue:
¿qué habría pasado con los zapatos?

   
30 de julio de 2008. 5 de sep de 2008; 19-oct-2008
    

(Buenas noches, me despido, porque mañana, es decir hoy,
sigo con pega de asesor, y debo llevar corbata
además de un buen par de zapatos,
que bien vestido por sobre las alfombras).

Y entonces te apuras y terminas poniéndote zapatos
cordones y de suela
a ver si las líneas despegan y no se quedan pachuchas
porque entonces ni honorarios:
   

11-junio-2011

23 de septiembre de 2012
frf

DE UN EXTREMO AL OTRO









DE UN EXTREMO AL OTRO




Porque el infinito puede ser muy chiquitito / o apretado
y soñada su búsqueda
MAS PEQUEÑITO QUE UNA PEPITA DE GALAXIA
y más grande aún:
de aquel que imaginas en tardes dolorosas
(cual comando todopoderoso y en todo menester)

o tan mediocre como quieras y ya ni necesites
al interior de caja demorada
o una matriuska con pena penita
que se eche a correr para no llorar
o se inocente a llorar para no correr
perseguida de fantasmas.

Mejor abrumes de lo enormemente inmenso
esa jirafa elefantástica con insomnios
de pulga cósmica
en su uni verso precario
acosada de su mantis
pues / casi / aunque / el infinito no tenga comienzo
al contrario de toda esperancita / ni aunque beba
jamás percibirás su final
o lo imagines y no sepas de su inicio

extinguido                   /       y ya ni te importe el grado
                                           de su abarque y albedrío
o al menos mustio       /       de tanto el usaje y tanto su desgaste
                                           y tanto su despiste y tristeza
y ya polvoriento          /       tanto el final, aunque desveles
                                           al inicio de un retorno eterno

o cafecito en harapos que cuánto animas y cuelgas deslavados
y ni almidonas siquiera para los domingos y esas fiestas de
guardar
la compostura entre las piernas

kiry y e eeeeeee eeeeeeee eeeeeee eleysooooon

ruega por nosotros y hará el preten-sentido
el de varias atracciones
como quien no quiere la cosa
pero al sombrero ya diestro

macuco siempre macuco y descansar para nuevas correrías
quel confesionario provoca mucho revuelo que enternece

o podríanlo en estampillita roja
de esas que USA recalca que avispa
sus jeringas defendidas al ataque de oferentes
de oro negro en la defensa de sus democráticos bolsillos

o hasta colecciona al vuelo: Abate de choco pandas
excusa: no entiende nada en lo evidente

such a lovely place / such a lovely place / such a lovely place

y no ya aquel Presbítero en la deca / dencia/ y pedagógica
ya por siempre

Torre del hábito                amurra por nosotros
Torre del camello              dura por nosotros
Torre del once                   velas      / no por nosotros
de cuatros tras las gafas y esos no esotéricos
comunicados velarán por sus cuentas y despistes

pues / tal vez / o se hace / que no entienda nada
según le convenga la Opus Crítica / rascu sienta
espiri tuante / salva mentera en su estilística

la perdurable / la tiernucha / la bienaventu rera
tarzánica / supemánica / arañosa

o afanarse / afanarse / y + afanarse quel hábito
indica censurar la inteligencia

porque ratón peludo contiguamente encabrita
o lampiño le agiganta en la fractala del deseo
con motor primero de nadita
sus bigotes atusando
su morsa / su mortadela / la correvuela
su fe en lo que más quisieras
pidiendo caridad y matequilla / o camillitas musicales

respirar profundo / respirar profundo

por la nariz: la inspira de la divina tráquea
por la boca: el lastre luzoso/ el ripio lumínico / la luz perversa

abrumado en esa semillilla chiquiturra
en medio la galega de informática / de trenzas y sostenes
de tanta cuática y rara digmática o pendéjica

giga cromática / mega neurótica / bit-ocrática
donde lo más chiquito del averno
abruma / tiernea / boquia bierta
tanto o + que lo horrente mente crecido

y afianza la esperanza si pueda ser verdad
y aunque no pudiera
ya todo bebito en sus pañales de aventuras y calmantes

todos los pescados abren sus bocotas o las cierran
cada cual a más la cuática o cenagosa o biena ventúrica
o mandragosa

sobre todo

las noches y un día cuando la tranquilina se afirma
y los pastores siembran sus almácigos en la ruta
marca de la contu mancia al compás de la marcha casoria
o al ceniza de la despedida:

En castellano el idiomita nos llegan la penurias
y en alemán siglo XXI se chingan los pepinos
en la granja cacológica Baja Sajónica E-cólica
acusando los tomates como antes acusaban al pobre
papa renaciente y no era Roma sino Castilla
el fundamento de la caca

y aquí estas líneas hacen penitencia
no para recuperar la inocencia
y se salve su hablante de una buena lipidia:

para despedir la contumancia:

Chaaaoooooooooooooooooooooo ( Una voz)
Para sieeeempre y unnnnnnnn díiiiiiaaa ( esa pluma)

No nos veeeeeeeemooos Nica Niiiiicaaaaaaaa (nadie)
Que te parta un raaaaaaaaayooo (una segunda voz)

(Se esparce la diarrea) y que dure mucho más / que la primera

Que te chiiiiiiiiifle un flaiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiteee (el eco)

Quedes cesante.
Nunca más escribas
Deum de Deo Lumen de Lumine


y mucho + mejor si con voz barítona



jueves, 9 de junio de 2011

NO MÁS QUE CUENTO






NO MÁS QUE CUENTO







Prepotente,                         Palabras que nos vibran la mollera.
Soberbio,                           Padre de todas las desdichas.
Como Equino engreído,     En boca de histéricos en pieles de camello.
Fatuo,                                 Rayo incendiando los graneros.
Ave del oriente.                  Ratas taponando alcantarillas.

Te vi.
Sí,
te vi:
Y ahora vuelvo a darte la noticia.

Asesino de mano mora, ambidextro en su sapiencia:
Como si ni una hoja caiga a su pudrimiento verde original
a su exterminio en horas de esperanza
sin que tú lo marques cierto,            qué maravilla:
Como si ni un deseo oscuro despliegue su delirio.

Él está en tus manos: y envías a tu esbirro en ademán de solazarte.

Te vi: No podrás negarlo.
Y ahora vuelvo a darte la noticia.

Todo el pueblo te concibe como el más Maligno.
El natreador del agua. Así todos desesperen.
El sosador de la sal. Y nadie ya conciba venideros.
El de las tinieblas. Doblegando de terror los aleluyas.

Porque envías a tu espíritu para herirlos haciendo la del gato
agazapado sobre palomas malolientes.

Te vi:
Porque si ya todo lo sabías, en tu comodidad fuera del tiempo:
Lagarto perezoso: Fatuo eres, o perseveras eres en el arsénico: astuto.
Pavo Real. O como cisne engreído / nada de pavo.
Una Gorgona. Lentejas sumagadas.
Y ahora vuelvo a darte la noticia.

Porque él: fue más que tú: él,
un debilucho, sarna de quarks hastiados de la vida,
campo oprimido de castigos deliciosos y fecundos
electrones desvariando a su afligido rechazo.
Huesos lirondos llorando a carcajadas.

Pero tú: Tú,
que te creen la última chupada del surco putrefacto en lo glorioso:
Tú, el Gran Poder, El Ente, el motorcito:
La ricura de la pobla
todo un pueblo te imagina en latrocinios:

Y ahora vuelvo a darte la noticia.