martes, 30 de julio de 2013

LO QUE EN CHILE SE DICE ANGELITO (el 2° de Carteros atrabiliarios, dulces Energúmenos)

 
 





desde: Carteros atrabiliarios, dulces Energúmenos




LO QUE EN CHILE SE DICE ANGELITO





2



                                       LO QUE EN CHILE SE DICE ANGELITO


  
Vecindad que se aproxima sobre las tierras sin aguas:
en otro ambiente serían
transparencias              asegurando la sincronía de las purezas
propinas                      como un voto en contra la castidad insalubre
copas de dama:            blandidas por Arcángeles anunciantes

Plumas voluptuosas                en los campos de poleo esparcidas
                                               en los espejos frente al caño
Ninfa blanquecina                   allá      en la laguna del 7
                                               acá       en los reservados
Pubescente rocosa                   olvidada del designio

Prendas de más tierna y temprana sabiduría:
¿Qué copos piden a tu vientre?

Saben que en las ansias codiciegas cuelga nada
salvo
rescates                                   que ni los expertos saben transar
                                               o pagos por la salida
penitencias                              que no quede ni uno solo de los pretes
                                               o el cheque salga sin fondos
tentaciones                              la sabiduría de la piel
                                               un body negro
                                               trenzas //amanerando colegialas//

profundidades y honduras:
que es como todo el oro del universo
el más torrencial de los sudores
temblando el deseo oscuro concentra
el dejo del tacto / la nadés del silencio
hasta llegar al espasmo

Entonces recordar comienzos e inocencias
tendidas en las terrazas o en Rockland
o en las turbias cloacas
donde emparejan oscuras pausas fonéticas
con pelechaditas mimosas

Porque la fábrica del universo
urde compuesta en transparencias y oscuridades claras
como el azabache: aburrido y contrito

Esas sombrías luminantes del verano y la escasez de propinas
Esos sordos llamados que crujen y gruñen
aún antes de la conciencia y su grito

Los magnetos de sinérico canto
los yeanes recortados para el destaque de las nalgas
protuberando como avisos
desencajonan           actos de conciencia sin fe
o adentran               blancos compromisos de durezas
ese oscuro desfiladero triturador:
Ese ansiado subterfugio vaso comunicante:

Diablonas veneradas o centrípetas
donde el cautivo /displicente y febril/
sorbe contrito no mucho
los magnetales aerolosos / las curvas abiertas
su propia estirpe angelizada a oscuras y temblando
para nada: como gelatinas los deseos
al modo de un Querubín alborotado por la vista
de Santas sin velo

Ese eco    esa fiebre que propaga     diverge
sentido a la velocidad del ansia
agonía en retroceso y encerrado
las gotas del esplendor y la catástrofe
Esos instantes cercanos a la dicha

Ay /que no quiero sentirla
Échenla afuera
y cierren adentro la escoria displicente
(nadie hace caso como corresponde a toda retórica interesada)
pero antes: una vuelta por el privado
donde sí se arma un cola en la batabola del apuro
y las urgencias

Creatura nívea o prudente
angeloso en hielo / hiel glaciada
libélulas deseosas y hambrientas
no cuentan detente escapulario o culebras
si quisieran
pero sufren la quimera

Ah cómo sufren la quimera /y la gozan contrita

En los tiernos instantes del olvido

El dejo complicado: lo simple perturba la ironía
ya no los juegos
no la tribu imponiendo su torpeza

La dulce y dura hermana
Tu cintura de tiempo / El ansia revelada
La caricia sospechosa de terrores
Los eternos dulzores de tinieblas






   
   


lunes, 29 de julio de 2013

EL PODER DEL OLVIDO (en Espigando en el Rastrojo)

 
 







(si alguna vez supe dónde iría: ya no lo recuerdo)



EL PODER DEL OLVIDO
(si alguna vez supe dónde: ya no reconozco su eco)


Un marcado olor azufre
como de niño imaginaba el aroma de la ira y el amor
de Dios
un marcado algo verde en esas aguas / las arenas /
como embudo o atrape / y una pintora al lado
acá antes del recuerdo las algas babeantes

O un cuadrado olor a huevos del demonio a secas
Y algunas casas como casuales
y lo que más no olvido nunca:
Huacachina

Ahhhh
y algo de café /     ay     / también en ese
verde y algo como terrazas tempranas
y adentro de - retidos conversando
en una especie de bruma y las sonrisas

y algo de cielo en ese cuadro
y un redondo olor curtido en esas aguas
y creer que buena la piel nauseabunda
y una muchacha al lado del retorno

El azufre mete su cola de cobarde / y hasta su sombra / Ivette /
ya lo tengo en el olvido

Sí       había árboles      y flores       y pájaros
y mucha arena en la resolana
pero nada de aquello tiene ya importancia alguna

frf










   

viernes, 26 de julio de 2013

CONFESIONES (probables) DE UNA NIÑA DE LAS Monjitas, (exorcizando para el FaceBook y otras tripas)

   
  

 
 









de dónde? Sepa Moya




CONFESIONES (probables) DE UNA NIÑA DE LAS Monjitas
(exorcizando para el FaceBook y otras tripas)



Nací en un descuido: como el producto de una declaración
mal armada que pasó a mayores
Es normal que los rumores y los exabruptos
recuerden cuando refuerzan las dudas
Después fui al colegio

No puedo decir que en mí hubiera habido concentración de algo
desparramo de nada había
mucho cruce fatal había
como gelatinas como algas sollozantes

Algunas madres destemplan mis risas
con gritos imponen sus sintaxis
Terminaba convulsa
Hay un tiempo paravivir

Cuando estudiábamos a los Querubines y a los Serafines
me dije: “Ahí estoy: entre los Demonios”

La Madre Superiora me mira de reojo
oculta detrás de sus lentes de carey sabe Dios qué piensa
Otras fruncen el entrecejo ante mis juegos
Los profes intentan meter sus manos
          mis entrepiernas
          algunos logran
La gimnasia siempre fue mi hora favorita
No es confesión: es una secreta catarsis
una abierta provocación: por si pasa
          Mi padre lava el auto

No voy a transcribir qué decía el texto “Desnudo de Mujer
escribí con esmero: cuando lo pillaron
suspendieron por dos días a su autora

Salpico detalles las ensaladas me agradan
más que las buscadas proteínas cadavéricas
está de moda lo green
me gusta ser contreras
Mi madre y mis hermanas hicieron como que nada
Y hay un tiempo para morir

Con mis compañeras nos mostrábamos nuestras cositas
A mí me gustaba tocar cositas
A algunas también

Cotorrean en mis ausencias
Pero quién no tiene esas amigas?
Soy la más alegre de todas
Los chicos se portan más conmigo
Como si tuviera un no sé qué en la mirada
Un no sé qué     enciende la valentía al rojo
Mi perro se llama Rex
Era el tiempo de la siembra

No eran tuertos mis pechos y ya conocidos
del gusano aún si paraditos y duros como melones
turbios

Mis paseos mostraron de la vida
En noches   aún si lluviosas    exploro los indicios y las huellas
La ciudad    a la luz de las farolas     afantasma los recuerdos
Nunca he sufrido importunio alguno     esos recorridos
          sí muchas ofertas
          algunas acepté
La ciudad de día no tiene el mismo encanto

Mis nalgas? Duras, redondas, paradas
seguro que hubiera sido Miss Reef
La mala suerte: aún no existía ese sólo mostrar el culo
y ganar plata

Durante la cosecha me hice fuerte
Como el mundo: guardo uno que otro secreto
Conquisté mi derecho     la libertad      mi silencio
No sostengo envidias ni ejerzo patrimonios
Ya agoté mi cuota de esperanzas
Adoro los colaless

El poemita que aún recuerdo y me sigue gustando:

O Fortuna,
velut Luna
statu variabilis,
semper crescis
aut decrescis;
vita detestabilis
nunc obdurat
et tunc curat
ludo mentis aciem,
egestatem,
potestamem
dissolvit ut glaciem

Bueno     recuerdo la primera estrofa solamente:

También me quedó pegado eso de:
Deum de Deo, lumen de lumine
Deo vero de Deo vero

Poner un decir bajo otro ahora muy común en Chile
Mis risas son más válidas a medida que el tiempo avanza
Ya parecen bailarinas

Y el viento viene y va





  
  

miércoles, 17 de julio de 2013

LAMENTO DE UNO MAL ARMADO (el quinto de: Composiciones para un barrido y un fregado)

 






de: Composiciones para un barrido y un fregado




LAMENTO DE UNO MAL ARMADO



Y así       fractu-mendado       enclenquijo
/sin remedio o en olvido
y en lo oscuro      /como reflejo/ y arruga:

permanece
        disgregado

                   junto a piedras pulidas
y abandonadas

Ay


Hay nadie /no/
que pueda remendar     /al menos a norma sacra/
y no extravíe en la noche el silencio los andamios?
/ La paloma / el tiempo / las sintaxis?

Ni siquiera hay /no/ la corrección del día
después
ese invento /cortés como finura de velos
al agarre de incautos
y aborte esta vía ciega desenfrenada y paralela

esas delicias en exequias

o en oblicuo de palabras
obligue o libere o condene:
y oculte         la puesta de sol
la mirada desde los cerros?

Qué más da             Siempre lo mismo

Y lo nuevo y palabras y cicatrices

Marcan y destinan los sollozos
y ahí quedan y no llegan
y hacen polvo / de arcilla / de olvido
o no se hacen
//cenizas demoradas//

Porque el oráculo no espera respuestas



  

  
  

sábado, 13 de julio de 2013

LA PERDÍA DESDE ENTONCES (el 18 de Carteros Atrabiliarios, Dulces Energúmenos)

 
 







desde: Carteros Atrabiliarios, Dulces Energúmenos



18
LA PERDÍA DESDE ENTONCES




Vuelo renovador en cenizas
ave de tiempo rescatada en el fango
tal vez te amen, aunque no lo certifique ni lo niegue
ese exceso de interés en el heno esparcido en cifras.

Soberbios queltehues al vuelo
bandurrias demoradas en alzas
la cercanía será tu recuerdo
tus ausencias en la isla, tu abandono.

No es el amaranto como esfumado en la niebla
no tus plumas tan casi esparcidas de lejanas
no tu grito sordo que conduce.

Ni tu ojo que avizora el exterminio
ni esa mirada: en la búsqueda sostenida de certezas
y en el vuelo, tu vuelo ausente
mi vuelo, del que no habrá registro.

La nostalgia quien está lejos. Recuperarla como lo blanco
y lo negro o esas quebradas inocentes:
Ella es a ti, ciertamente, en la amenaza concertada
donde lo oscuro.

No sus plumas lejanas, ni blanquea su hora precisa
ni su ausencia de vuelo seguro y puro y negro, como
tampoco la chilca, cierta y mestiza, albures pesados
qué lejos esté tan cerca, tan poco transable como papeles
o las murtillas camino de la loma y certidumbres:


Tu vuelo, tus alzadas brisas esparcidas
ese recuerdo que amábala desde el ayer antes
cuando la penumbra llena de relámpagos
desde el tiempo de la bruma y los gritos defendidos
la recuerdan, o si en la bruma los ecos
también comandarían lo arrojado
su esbeltez de planeo, la emoción de ráfaga discreta
porque espacios la concuerdan:

El reflejo, y otro tanto protegidos
que impugnaban desde antes
aún entonces que echases a volar
certidumbre ausente:

Nuestro vuelo. Será pasado en no poco de futuro
o aquí mismo en la fijación de un presente derribado y quieto.





  
  

viernes, 12 de julio de 2013

Y POR QUÉ NO UN CUARTO MUNDO? (de: (in) Precisiones e Incertidumbres)

 
 








de: (in) Precisiones e Incertidumbres
de esas Certeras y Subjetivas



17
 Y POR QUÉ NO UN CUARTO MUNDO?
                                                                                                                               FIESTA EN CASA DE DORALISA



(Alicia no alcanza a llegar):
Ey le tientan / Yinn / sin menoscabo
deben querer cual corresponde al darrebol
Yang, con ligerezas prometen finuras
mientras Diderot salva la oportunidad estraga
Ladalia / alabastro / fornicia las escaleras un pájaro
dodo detiene / dubitativamente
termina su negro basáltico o mutis por el foro
el Yinn y el Yang pretenden miradas
descaradamente Delia suspira por Un Vaso de Alabastro
sin el Tao, no el supremo, apuntan o detentan
tan inalcanzables como aquello que NO piensan
ni aunque lo digan o en salvaguardas o aseguran.
 
Todos cambian de posición.

Horror le tienen a las dudas:
Se bifurcan las sandalias:
Se van a la cresta.

Algunos retornan.

Así los intentos acometen con o sin
el logro de los fines porque el tiempo ya no da para lagartos
ni da para escrituras o el desempeño muestra la carencia.


No muchos ríen, como corresponde a toda fiesta.




  
  

viernes, 5 de julio de 2013

DÍPTICO TULLIDO (de: (in) Precisiones e Incertidumbres)

 
 



de: (in) Precisiones e Incertidumbres
(de esas Certeras y Subjetivas)


37
DÍPTICO TULLIDO



I
IMPOSIBILIDADES


Siento que no pueda imaginar, tal vez
ni me atreva,
ya de la manzana ni las pepitas contaminan,
nos separan años de gusanos que fueron
y seguirán siendo / ay nunca nos
liberamos completos porque lo terrible
parte de lo humano pesa y las pesadillas seguirán
retornando como los huiros a la playa mientras
tú te alejas:

Destiempos de espera que han derrotas,
cuando la puesta de sol ocurre desprovista
o la esperanza de la noche,
envejece, / provocan dichas que divergen
y las arenas ya ni fogatas.

Llega el tiempo de corduras
de higueras por docenas
y éstas / ya fueron pronunciadas.

Tal vez
no sea más que la visión
el perfil,
o la honda negrura que lo enmarca,
un tiempo de sueño,
y dolores, de nutrias juguetonas
por lo salvaje de sus risas.

Cruzar tu mirada.

Y si digo tu espera
no podrá existir, salvo
esas líneas que no perpetúan
cuando el tiempo cumpla su ciclo,
y tú, ya ahíta de espasmos regreses a la costumbre
y tu transcurrir sepa el cierto curso distinto,
como esa aventura marchita,
o el cielo oscuro por deseos / en el valle transido de estrellas.

Ya no retornarás.
Nada puedes.

Ni sudores.
Ni siempre vivas.
No hay tiempo.
Reo incierto de esos desquicios.
Esos álamos en la penumbra.

Ah el tiempo:
Su memoria,
el olvido, los inexcusables gusanillos.

Y después del túnel de luces:
la nada cierta:
la amorosa nada.

Porque ya ni siquiera ese olor de eucalipto
esas curvas en la playa, eso oscuro y cálido que atrae.




 II
 HERENCIA TRINITARIA



Lo bueno: / de aquí. Como mariposas de colores.
Lo malo: / de allá. Magots en la penumbra.
Aquí está / Dios.
Y allá, / ¿quién estará?

Una cuarteta. (Y la mesa con su pata coja)

Lo bueno de aquí;
lo malo de allá.
Y Aquí / es él / el hombre.
¿Y allá?

Reiterativo. (Otra mesa con su pata coja)

Lo bueno aquí.
Lo malo allá.
Aquí está. / Bien.
¿Y allá?    / Mal. (La pata coja. La mesa ya ida)

¿Cómo escapar al designio?
Cara o sello?
Canto.

Pero recuerda que el I chin / o el Tao o el esos por ahí
no pertenecen a tu ancestro de gusanos / rencorosos,
a tus crisálidas / trinitarias.

Así que no te pases de vivo / greco judaico,
te espera igual un curioso festín:
magots / violetas ateridas:

Y volarán.
Y volarán, otra vez, / a la cierta podredumbre.

Las mariposas son bellas,
y la luna también las alumbra,

y la orquídea llora de abusada.




  
  

jueves, 4 de julio de 2013

Y el verbo se hizo carne (texto suelto)

 
 

imagen real de fotones atrapados
(luz  verdadera hecha la lentitud misma)







Y el verbo se hizo carne




Ah de los verbos que quieran hacerse carne

a menos que alguien los sueñe
de la palabra no pasarán a la acción.

Y si alguien: entonces vivirán una muerte fecunda.


Como sabido: los sueños no tienen su propio eterno retorno:



frf

00:50 – 05 de julio de 2013


Un sueño es como una sombra
(aquí la foto real de la sombra de un átomo: no la cosa,
ni la imagen de la cosa, a penas la imagen de la sombra de la cosa)