domingo, 28 de abril de 2013

LA OBEDIENTE DESOBEDIENTE (de: Versos Secuestrados, díptico moralático)

 
 
 








5

LA OBEDIENTE DESOBEDIENTE



I

PRESENTACIÓN


Él le decía ven                   y ella se iba.
Quiero estar solo / vete     y ella se venía.
Habla                                y le relegaba con espesos silencios.
Calla                                 y le acalló dulcemente la cabeza
                                         obediente / a martilleos de prudencia:

Lo simplemente opuesto
como la ortiga macho y el rábano hembra
aún sin decepciones / o plenitud urticante
ferozmente, al sistema pertenece humilde:
Seguir en la misma simpleza de rutinas
diestras o siniestras: el camino marcado
por la espada que flamea imaginaria.

Por eso
las causadas últimas transcurrieron como arroyo quebrado,
no para álgido le fuera, salpicando el ruedo de la nada:
Ortigas encaramadas en rábanos deseosos / sombreando
mugidos y terrores.

Como sensación olfativa, cuando quería impresionar
la salía
en aciertos o desconociendo la humildad
necesaria, para atrapar orquídeas, aún si calientes,
húmedas, listas para la palabra, o la transmutación
incompleta: ejercía su cruento dominio:

Quedóse quieto, celda de sumisión,
manchando el canto, manso olvido de pobreza.

Así impugnan que tanto va el cántaro hasta corrompe cuando
entró la policía del Dámaso:
y lo expulsóme del ensueño con arrogancia
y le castigóme a psique de los mil demonios:
rábanos con falditas quietas
orquídeas místicas
ortigas inconclusas:
apenas mariposillas blancas de tan síquicas.

Viva Franco o me descojono.
Muera Franco o me descojono.

Vaya, nada cambia: Nada
la tontería misma cuando llenan una piscina
de ruidos y palabras:
duermen no más que palabrientas, y ella
no-tan la obediente fémina en medio de esas aguas.

La página en blanco / La ternura moraleja.


 II

LA MORALEJA


Ah, pero si sólo te hubieras dedicado a observar, cómo
va y cómo viene, y cómo los estambres
y pistilos,
sobre hoja de pájara pasajera
en blanco, a veces, piando, o callada,
o aun mejor, sentir la noche profunda
permafrosa, y para qué decir
si traído le hubieras flores
blancas      humildillas, cenicientas
rojas          vergonzantes
transparentes: como para un portaligas
y botas negras.

¡Qué va!
A todos su San Martín nos llega, siempre.
Y ya no importa si somos tontos de solemnidad
o republicanos.
O hasta a veces le des su palo al gato
y te acojan los buscadores de reliquias.

Sugerir diciendo ocultaciones: mejor que levantarse el tarro.



  

  

sábado, 27 de abril de 2013

CANTO RODADO o corte y amasijo (de: VERSOS SECUESTRADOS)

 
 






(desde: Versos Secuestrados)




3

CANTO RODADO o corte y amasijo




Ecos Suspiros Quebradizos
primeriza realidad hecha contra el fuego
tiempo detenido / tierra hurtada
lodo frío seco y oscuro:

puras letanías truchas de la infancia
¿Lo hondo del recuerdo?

Calenturas: por ti el águila conoce la sombra
la mujer hurta del hombre la semilla
y sin mucha pesadumbre: le hace al queso

achaparrado hueco           nacer pleno y movedizo:
como destino
como engolosarte a quien aquietas
con tu sexo
salvo escabullendo
en Lima y el deleite:
los pornobarros incásicos

Mejor que hentai, ¿no les parece?
Las pinzas como orejas sólo escuchan el eco

Tierrecita en acecho de machos
de vocación femenina
donde el hombre provocó la curvilínea
y la mujer domesticó la penetrura:

Ruedos utilitarios y sin cuadrar el círculo
porque primero lo que aqueja

casi como vasija en menosprecio
/avaricia de los contenidos/
como el hombre: sólo fulgir cuando vacía y muerta

O donde el himen intacto o nazca o prediluvio
o reconstituido en celuloide
y anilinas de alargue y regocijo

Más allá del canto
el raspe canta la noche del silencio donde reposan
pueblos oprimidos
Aquí en L. A. al sur de la línea cuanto más civilizados

Hoy /ya tan manitos limpias y enclenques:

Servidumbre                                   sola: ni en algo más que un q p q
al coleccionista                                el moderno acaparaste
un curador avaro                             llenadura de energía creadoras

el sabio padre                                  humilde y de torpes fijamientos
cultor de relaciones                         investigador de lo siniestro diestro
inventor de lo cocido                      pachorramente civilas y granates

como fijador de incertidumbres      Ah las estructuras
o neto solvedor de las infancias      eso oscuro oscuro oscuro
y al turista y su recuerdo                 para otro q p q fuera del mercado

Si te enterraran en uno de los suyos tal vez
adquieras antepasados:
innoble bronce a no dudarlo en el final de la senda
Bueno / si le pagaran el deseo

Porque ni una flaca perragorda o floja o de lata o de estaño
acompañarán la salida         ni siquiera ese invento del alma:

azás tétrico cumplirían el designio









   
  

viernes, 26 de abril de 2013

RETROCESO EN PROFUNDIZACIONES (de: El Surco Confundido)

 
 
 






(de la primera sección: Lunes: vagas noticias)


(desde: El Surco Confundido)



3

RETROCESO EN PROFUNDIZACIONES


Sordos chirridos por el hueco limitado.
Esa serie infinita con comienzo en la fe,
en la flojera, en el miedo más tremendo.

Si altiro, como melón en mano, ni música,
ni escrito que prolongue la delicia, o la madre
de todo vicio: aún aquellos más atractantes,
ni qué grave resonancia,        no simultáneo cuándo
de asperezas:
                                             como corno francés
                                             y desafina.

Por ti, para entonces de lirio de esos que se prenden
por ella, por nunca ni de sastre en las varias
lámparas a vela desplegadas en llamitas extintas,
o para nada, si nosotros, ni de tubo lumínico en carencias
corridas al rojo de las marcas y cruentas velocidades.
Ni cautas sonatas. Ni osados timbres en suspenso,
o instrumentos que perpetúen la desazón
de esa tierna fe que ancianos defienden y esparcen
entre jóvenes                         que aspiran a viejos:
y ya lo son e tan                    incautos.

Graves sonidos en el nada de hoy, urgidos, terminales.
Cuando incestuosas notas o fulminantes fechas:
esperas y esperas en alargue. Nada terminante.

Ni donde embriones los recuerdos o subvertidas las promesas
puesto que sudas y desnudas o enrojeces de pillado,
como campanas al vuelo, (perdidas en la noche de Lincoln).
Después de un chifa. Una sonata de Bach.
Con el futuro apaciguado. Una cierta cantata.

Cultores del sacro sacrificio,
si horizontes, pequeñitos, si perfiles, desencajados
por el mal uso de los fierros,
corta y sordo, mudo o quejas;
pero ya no te quiere escuchas
ni en otoño ni en platea:
ni en un Londres de tenues pesadillas.

Y al paso del tiempo:

Ni en otoño ni en platea
musitó,                                  para no olvidarlo.





  
  

jueves, 25 de abril de 2013

REGALO DE CUMPLEAÑOS (el 11 de: (in) Precisiones e Incertidumbres)

 
 






desde: (in) Precisiones e Incertidumbres
de esas Certeras y Subjetivas




11
REGALO DE CUMPLEAÑOS



INTRODUCCIÓN

Un día de los textos primeros, verdaderos y sabios de la verbalizada realidad: amor, con algo mentirosilla en el atrape de la esperanzas, / atrabiliario en el manejo del tiempo detrás de las corazas, / o dios ya derribado, / y conejos al engaño de botas perdidas en el tiempo, /desolados fue como quedaran/ ella, la razón de la existencia, los riñones molidos, ese viaje al comienzo del ir a ninguna parte / tendieron sus manos, exilios de llapa, tripas en acecho, las corazas que al caer resuenan como solo el sol sabe hacerlo cuando se escurre o huye o ensimismado, / la Catedral de Ely, polvo y piedra mas orgullo aterido y por los suelos, / tomarás una parte cualquiera: el ojo de la aguja, la inamovible montaña o las higueras rebosantes en balbuceos, hojas sibílicas, es decir: la desconsolada nostalgia sola en la sabana:

No hay dioses                          salvo los que hemos inventado

PRIMERA APROXIMACIÓN

Las parcharán aislando unidas al verbo
y potencias como si conmovieran la única esperanza:
el principio
nuevos desatinos / el cáliz / sangre coagulada o sólo el balbuceo
y sobre todo el viaje: el viaje, el viaje
a eso todo se reduce:

Estatuídas sorpresitas de madera / los orígenes: troncos / huesos / piedras

de acero                              a medio camino en las crónicas y sospechas
de tierra                               encontrando qué hacer en los pasillos
de alto                                 ya sea la cancagua o los repasos o las salidas

de odio                                las esferas celestes / solo allí posible eso tan
                                           humano / tan solamente humano / tan solo nuestro
de candelabros                    ah los ritos / nos atrapan / nos llenan de
                                           seguridades
de baldíos                            a ningún ángel accesible salvo en nuestros sueños

de fuerza exterior                porque una cola de lagartija atrae las miradas
de lujo                                 se mueve lúbrica / despliega / saca partido
de apabullantes cenizas       que los doctos no ven más allá de sus narices

de amistad en el juego         hasta llegar al cielo a saltitos de rengo interesado
o bandurrias quejosas          y otros menesteres cuando la casa compartes
o mesas dispuestas o relojes derretidos:

dormires desolados /en la ladera/ a la espera del descalabro
en la esperanza de la mentira
y la lujuria en noches de alabastros

de balde dado el absurdo intento en la
consecución de la dicha después del vencimiento de los
intentos y calambres del cambio
evitando la monotonía de los estratos: la zootectonia
donde vive lo bello
y la terrible apatía de eso que llaman patria
/ escuálida o mancillada /
ajena de tedios y de préstamos:

cementerios marinos en podrida realidad
pueblos sumergidos / sahumos de bajando las alturas
cálidos témpanos la poca cordura desechando en el sistema de avaricias
de nada (hasta completar una calenda)
salvo piedra labrada en otros de tiempo de sol
o tal vez de qué
y ciertamente de mí no demasiado
pero sí de Macchu Picchu con algo de mayor certeza
en su desidia de piedras destructoras
porque de ella, la razón verdadera en los esfuerzos o fracasos:
de ya mejor cambias la cantinela que sonará y sería y cruenta y significaras
como viejas alamedas / copihues rotos
/ lunas deshechas / lengas quemadas.

No hay ángeles                       salvo los que hemos inventado
No hay hadas                          salvo las que hemos inventado

LAS ENVOLTURAS:

(Si pudiera imaginar cómo representar una nada poderosa
creada por el lenguaje desde la oscuridad de los miedos
incertidumbres / búsquedas y temores /
en lo i-registrado de los tiempos:
así lo haría a nuestra brutalidad y semejanza.
No / como el Bhagavad Gita / sugeriría una imagen
espantosa que de terror nos destruya con los pelos de punta:
eso sería nuestros pavores nocturnos
/ ni un ángel terrible potenciado en lo febril del atrape/ :
más horrores de media noche en el desorden de los sueños:
Si pudiera
reduciría a una nada poderosa:
Ay / la cuática de las palabras no nos da para tanto:
siempre algo serían porque nos vienen contaminadas de materia
en el origen de los sueños)

EL PAPEL

Paulinas desolantes Glorias desoladas Esperanzas precautorias: porque se habrán constituido la realidad distinta / casi la otra zarpa de la luna el revés de la trama desquiciado el black hole esplendece transparente en los campos complejos rumian las auroras boreales se pierden los ciegos resfría la mirada Adán postrera sin negar la antes obsesiva destrucción de los primitivos estatus del sexo o también el destierro sin olvidar: la flamígera espada.

No hay versos                         salvo los que hemos inventado
No hay amor                           salvo la que hemos inventado
No hay Quijote                        salvo el que hemos inventado

LAS CINTAS
          (esas que unen en lo externo)

La Alejandra en la busca de su opuesto destino
o comienzo
o la cumbre
las claves de la vida deben ser por sueños signadas
y el cierto desgano del cual viene
verde fractalizado
como el trac trac del lobo silencioso
bullente de sonidos sobre héroes culturales

como queltehues indolentes
cotorreos exaltados pero mudos, vegetáricos
cuando se imponen nubarrones del tiempo ido
con su lluvia
en el presente para un siguiente de cecanías / incertidumbres
o nostalgias en los recuerdos
tumbas de bandurrias absolutas carentes de inter textualidad
ugly o toda
sin negar otra carne, otra atroz como el demonio
y a veces el mundo
o el juego desatento
cual parte destructora la realizan o perdonan
lo reactualizan o ese defienden y ese recrean o destripan
lo refocalizan o torturan
le pasan la mano o muerden
le imponen abalorios o recuerdos
imponen profecías/ extraen consultorios
/ y génesis / y hasta cantares.

LA CAJA

No hay demonios                    salvo los que hemos inventado
No hay huríes                          salvo las que hemos inventado
No hay Batle Angel Alita         salvo la que hemos inventado
No hay Dios                            salvo el que hemos inventado

Si algún éxito                  donde Las Tres Marías fijan la costumbre
o fracaso deseado            dominios en las arenas marchitas
aquel exotérico                como relámpagos frustrados de una voz oculta
o en el principio              cuando la nada / sus espirales o pérdidas / la
                                       desazón de las lianas / el
amor                               o la carroza de zapallos
así el otro o el uno           y era el verbo:
habrás tenido                   el final del romance oscuro
habré vislumbrado          el comienzo del retorno
habremos corriendo        mariposas en la barriga
habréis vestido                rayos pidiendo tregua
infanciaparaíso                utopíacielo
solo y sólo                      hacer la realidad un sueño:
                                       de las alpargatas un tiempo necesario
tú y ella                           lámparas a carburo / pasteles de lodo
ella y yo                          a la derecha, el valle / a la izquierda, el mar
                                       en la dorsal de los pinos / La Punta de los Lobos
sólo nosotros                   el retorno a una cruz de palo:

el intento cuando edificio, cuando caverna sávica
túnel espejo / molusco trivalvo / de tanta espera
mi emoción lo sabrá o amará sonidos o diga certidumbres y punto
como páramo

cuando constituyas y pronuncies y el intertanto del golpe

él                                     como si el mundo estuviera allí descentrado
el otro                             esa persistencia echa / desidia rutinaria
mismo y distinto             donde confluyen y donde separan
igual y diferente              desde un grito / hasta las cavernas
plumas de tortugas          como puro capricho rebelde
de soledad / de a quién    que no encuentra su certeza

Ahí estaba esa voz                   a dónde           en medio de la nieve
donde otro poco de silencio    a cuál               esa persistencia desolada
como rito / desgarramiento     a sí                  su llamado / sus urgencias
semilla preparando                 a mí                 ese sin sentido
su inmolación a la vida           al humo           y atrapar lo inventado

                                               a 100 creaciones de artefactos o epifanías
                                               pernos revelaciones / salmos confidencias
                                               cuando algunosversos
                                               loquillos

                                               adivinanzas     como el eterno retorno
                                               donde              tornillos extasiados y
                                               comunicados   parecen literaturas o
                                               procacerías      vociferantes irracionales
                                               donde              evangelios golillas
                                               donde              chistes secretos son
compartidos en las esferas celestes

entre sintaxis metafóricas
constituciones
entre silabarios huecos
palabrastuercas

entre verbos voceslegados / contraabalorios que mucho gusten
en secretos cardúmenes

Ah el ritmo / esas oraciones / esas bandadas / esas letanías
en la lontananza de llantos y trenes
todo lo llevan donde la armonía sucumbe en cluecas / romances
octosilábicos procaces / amores endecasílabos / o barcos misterios

No hay                                    salvo
No hay                                    salvo
No hay                                    salvo
Ho hay                                    salvo
No hay                                    salvo

rosas que hablan / comunican / viajan disfrazados
dicen con vergüenza / sugieren esas honduras
niegan toda posibilidad / de relaciones
construyen
imaginan malditas redes / que cambian
o rajados rechazan / o atraen
carnudos enervan / o proponen / tal vez nada

casi (como Lucifer) o algo (en la varita mágica) al chingar todo (lo imperecedero) y sin embargo (lo más importante) y otro (en la fiesta) y distinto (temblando en el closet) igual (en la sombra de los paquerets) el mismo (ladera abajo por los eucaliptos) único ( en el sacrificio) y diferente (eso tan increíble) sepa (desde lo profundo de lo incierto) o entienda (la absoluta falta de sentido) caracol (ensimismado) o rechaces (de mala manera)
esa avioneta (planeando la desazón)

o aceptes y niegues y denuncies la parafernalia del derrumbe:

LAS ESPERAS:

(Ay, Ay, Ay:
si pudiera)

EL CLÓSET

Porque (mi) en el caracol de la angustia
porque tú en la caracola que atrapa
porque él esa orquídea tenebrosa
porque (ella / ellos) somos él insano instante que nos hace
porque nosotros le habremos preparado
porque vosotros habréis prevenido
porque evitando cuidadosamente la rima
porque conjunción copulativa o su emoción es su certeza o la hija no será
recibida ni aceptada ni aleluya aleluya

no vista no trocada no vestida ni eleyson
ni desnuda ni sus pechos creídos ni osana osana
sus cadenas sopesadas ni aleluya
pero le habrás educado ni lumen de lumine
donde ella iluminará desdichas
y él la habrá superfluo
o el amor que gusta tanto no tendrá su hora:

LA BÚSQUEDA

Ah Sandra, la primitiva, había prometido
así lo tritura y expone a la caída de la tarde
anduvo conjunciones por entre los surcos de estrellas
anduvo profecías
bebió del agua de la muerte
del agua del tedio
como esa falta de humedad bajo la roca roja
el destierro engendra para superar la derrota
el retorno enseña como artificio
como abrazo y camino abre misterios al arcano
del regreso y consumaciones:

LA LLEVADA

¿Cuánto puedes construir para algo después creado
con esos signos ruidosos según ordenados
una cambiante exigencia?
Ah qué tanto puedas
pero jamás lo ya aquí, que pesa y perturba,
en decenas de miles de años ya sin registro
que puedas tocar, pero pesan:
los puentes ya destruidos para siempre
no permiten que a esa otra orilla vuelvas
del pasado donde lo terrible desde te aprisiona
y pocos liberar de esa quejumbre puedan
inconsciente que te exige supera y no sabes cómo:
porque sigue el hambre y la competencia sigue.

Vino del polvo
vino de la lluvia
vino del sudor
de la suerte que muriendo construye
a carcajadas construye terribles grandes zapallos
permanece y queda en la risa o en su sombra
o en los gritos del silencio hace carne y polvo
rueda también como cenizas
sudor juguetes a sangre de fuego
cual la orquídea y su avispa secretos manejos profiere
a ser espiados por el silencio
así la vida entre el espejo y la sombra
entre el agua y el eco

el lodo y el surco
huella aire-piedra
ciudad-rosas
mundo-estiercol

y es más o fresias / catedral o nunca
cuando llore o ría
cuando ame o muerte
si viene o antes si amor o espere

vibra donde antes nada cierto
escurre donde antes risa falsa
materia donde cuando fuese idea
pero nueva luz para otra espera

y así dirán

PRESENTACIÓN

¿veis este cuervo?
¿veis este cuervo que cría en las palabras?
¿veis este cuervo?

No es un cuervo.
Es una paloma.

Y ahora está picoteando mis ojos
para extraer su olivo
desde tus glóbulos reventados.

Allá va blanca
con su olivo sangriento.