martes, 26 de marzo de 2013

2 VERDADES (desde: Epigramas de Educación Política y otros de Gramática)

 
 
 






Quien para eliminar el Estado comienza por fortalecerlo, termina en un muro.                                                                                       


Si el pueblo es difícil de gobernar
es porque sus gobernantes se entrometen en su vida.

                                                                          Lao Tse


(desde: Epigramas de Educación Política y otros de Gramática)









2        VERDADES


Si piensas que el ser es bello
ya de lleno metido en el ente de una ratona
que has     no/si      conocido su fealdad tan atractiva
es

(Sin dudas: cercano al camino de la perdición gozosa)

¿Se está al tanto: sintiendo?

Por ahí que al comienzo: puercos y puerquitas o
el asunto de la carne y los salames      variante:
en el cono sur del habla castellana

El espíritu que engendra lo malo
¿Viene de lo bueno?
(Como camino trillado)

Monos y monitas       y hasta galletas
o mejor aún: esos masticables

Recuerda que tu mariposa       de alas
de sueño
oruga negra fue:          Veneno roía
para dañar tu mano: No
no la cogieras

(También: haber sido roji-negra pudo)

Y los lobos acechan ciervas en primavera
intentando derribarlas

Mmm cómo no envidiar esos lobos     esas ciervas

A los coyotes les place conducirlas al lago helado
Y a dentelladas saborearlas

Por eso tú        que eres        sigues el curso natural:
No juzgas      amas / No enseñas      muestras
(Vas por el camino de subida)

Recuerdas               sólo tú eres consciente
(de otro como tú        el capitán veneno)
y volverás / a la materia

(el camino de bajada /esta vez/ como
en tobogán de safo-catulas emociones)

el polvo y la ceniza

(pues a la nada tu conciencia irá
con toda certeza:

donde un día indiferente surgiste por
casualidad         justificada en nexos
y azarosos: al igual que la mariposa / y las tortugas
y etcétera y caóticas y fractales y energéticas
y el tercer ojo y los mantras
---------------------------------)

Variante:


Mejor no agregues nada

(salvo una referencia a las orquídeas):

Orquídeas i.e. Orchidaceae               familia de plantas
monocotiledóneas que vienen en cajitas de plástico duro
de visos espectaculares con la esperanza que digan ahhhh
y se abran      porque sus texturas y humedades son una maravilla



   
   


lunes, 25 de marzo de 2013

ACERCA DE TODO Y ACERCA DE NADA (de: Algo como Eso)

 
 






(desde: Algo como Eso)




3

ACERCA DE TODO Y ACERCA DE NADA



Cuándo somos más: uno mismo si no ya limpios
y ajenos      o de café celeste por lo trucho y rémora?

Yo junto a ti
y tú interesándote en concursos de la TV
después de los pensativos intentos:

preámbulos para evitar que tan como vegetales
que hacia las sombras quiero de lumbres y aquí
y tú como que haces que la metafísica interesa cuando
como dices “la eternidad vale callampa”     eso dijo
 y aplaudes a la María José
y digo “necesita que la enseñen” y desde
el espejo /que nos mira/ te sorprendes
mientras rozas tus pezones:

Qué sé que si    que Él me perdone        mañana
tendrán de comer
insistes        en ambiente que no cuaja.

Pero también el ardor     ese de pistones
y bravos    /de jugos y cigarrillos
entre tus corrosivas     /te enclusa a deseos
de roles y misivas        reconcentrados
más que hongos /como pantaletas
más que enajenaciones o tormentas
o habrías dicho que mañana
a un no eres más que esa cáscara
oscura y chispitas que abarco
que toco colaless adentro en espera de mejores.

Y es como te ausentas con tus tejidos sabios
y en mi oreja
y te observo con mis tinos y te absorbo con mi espera
y te enervo los mi enojo / que a fingir he aprendido,
y te expulso y te riesgo y arrobo y siento
y pal carajo esa decencia.

Lo húmedo entre tus desidias cuando aparco en ti
una tibieza de náusea.
Una calidez de arrecife.
Un caer en la hondura más egoísta.

Ya no recuerdo los taxis     que dos veces hube
detenidos     premios a la molicie
en la penumbra y el desatino /arriesgando
ser avizorados del tedio /porque el paradero equivocaste
y el segundo que sólo sabía del Motel Salvador,
otro poco más cercano    //más paraíso//
y mis instrucciones que sí que a cualquier destino

pero lo más pronto

a la terca acuosa de tensa
no fueras arrepentirte

y yo llamando al trabajo
para mentir que estoy contigo
que estoy cada vez que te acercas    /desahuciado y lento
o pensando clítoris y salivas /tentativas y dispersas.

Y qué importa que todo esto pare en nada.
Siempre todo para en nada
como telón divertido omnipresente y pavores reales y ciertos
siempre la nada por delante     /a insistir la verdad
o casi rechazarla     como la prudencia obscena de caracoles
aunque los curas digan otra misa
y hasta existan los que acusan que a la calma chicha y opresora
donde la resaca
hay que atraparla con esfuerzo
y yo creía que era cuestión de espera y hasta desaliento
o la barbarie de tener que amononar el carnet a la entrada
del paraíso.

Ah la nada      cuando estamos mira a mira.

Ah la nada     cuando un solo ruido
cuando somos como aquellos espejos y sabemos y callamos.

Ah la cierta
cuando amargamos nuestra espera
y palpamos     y dejo que lo tengas
y me dejas imitarte      las almas?
¿las dichosas almas?

¡Vamos, sé realista!
¡Apaga el televisor!

Ahí cuando sé que la nada importa un carajo.

Y prende la luz que quiero ver:

Verte.

Verme.

Con toda la nada por delante: Esa expectativa sin término.




   
   
  

jueves, 21 de marzo de 2013

LO PERMITIDO por una mirada (el 4 de Algo Como Eso)

 
 
 






(desde: ALGO COMO ESO)




4
LO PERMITIDO por una mirada



A veces me pregunto por
qué tan solo tus labios     pusilánimes?

tus manos                        de rubí
mejillas                            lijas u olorosas?
cabellos                           azul cuervo ya desteñido
genéricas geométricas     puras,
a lo más besos,                casticismos castos de a los cinco
sobre todo si tras de la puerta más académica o nívea o soterrada

son celebrados por quienes te codician,
y siempre contenidos,
siempre con pudor exaltado, indicando lo ajeno
a la vida,
expresa y de este mundo: poco.

Como inocentes bellaquerías ya mentadas
tras la sombra del intérprete erudito
y su apuesta por lo sano.

Sé que tus labios, gruesos y mecánicos,
como todo el universo cuando
recorren cierta desazón de la esperanza,

y más divino aún, si es tu tímida entrenada
la del insistente, y su espera, la húmeda y prepotente
cuando se recata.

Tus manos escupen el olvido,
y el terror y el abandono:

lo prohibido hurgan,
exquisitan el temor
                            argucias el gemido
o claman lo presente.

En cuanto a tus pestañas y muslos,
no podría yo exaltarles más
que al azabache, al mate,
a lo fingido y diáfano.

Y tus besos     Ah tus besos.

Estoy seguro que Lázaro regresó solo para condenarlos:
vade retro; y ya
quieto,
a su deber volvió con los gusanos.

En historias: muy creyente.

La influencia de unas tías
entre aquellas paralíticas y otras de la mesa: ponedoras.

Quisiera antes mal celebrar la sal de esas gotas,
de pasado,
desde tus extremos extirpo,
desde tu plano pérfido, mandrágora,
desde tu cola, atractante o venenosa,
desde tus recuerdos, ya idos
tu piel si estamos en eso, comandas,

y los ausentes ritmos y pavores,
cuando entre tus pausas succiono,
o en la cumbre de tus favores
caros.

A propósito:
ritos de perrilla en celo, son
lunas de perrilla en celo, cuando la pesadilla
en las sombras planos de perrilla, en la duda
pomelos de perrilla en rabia y ducha y casta nada,
favores, no de perrilla, en cuática:
de gata despiadada.

Insitos, de no impúber experta tanto.
Al calcañal enroscada en la costumbre.

Pero no lo haré.
Ni tú debieras pensar que nuestra abundancia, es,
solo comercio.

Cuando a un chifa,                me chifla la expertés
que atrapa, al poner nerviosos,
los que miran tu encendedor movido
de alejarte a las cavernas
o los clavas al mirarlos.

Y si viendo televisión la apagas,
que has cerrado la puerta, del paraíso, sé,
más acá de la espada.

Y más allá todavía:
Aquello que tú prometes y recatas,
para conmigo, para con otros, / y enojoso,
y no logro retener    y atrapas.

Esas huellas en el lodo.
Esa brisa en la noche cálida y caída
de rumores y de sombras.

Pero más que nada, más que todo,
es tu sonrisa fingida que perpetras, tu mirada
que practicas, atenta, tu indivisa atención de teatro, esa
que aprendiste acompañando, en night clubs,
ahora en decadencia como pecado,

lo que hoy quería celebrar, agradecer, bendecir
y dejar constancia.





   
   
  

miércoles, 20 de marzo de 2013

Epigramas de amor desolado, del II al XII (de: Epigramas de Educación Política y otros de Gramática)

 
 
 




(desde: Epigramas de Educación Política y Otros de Gramática)





 Epigramas de amor desolado






          II

Un Dios que pueda contar
no apetece

La sed
no encuentra roca

Y plañe
------------------------

Variante:

Una carabina que pueda conversar
no defraudaría

La búsqueda
no regocija desazón

Y aquieta





          III

Ella:
no tiene nombre

Mala caverna       verdad?
-------------------------

Variante:

Se nos ocurren varios:
verdad o belleza

Chiflados      ¿ain’it?

o

Si mucho aprietas       algo tiene que ceder:
¿mentira?





          IV

El día no aclara
La noche no quiere venir
Todo se paga en esta vida?

Las pinzas
------------------------------

Variante:

El día no aclara
La noche no quiere venir






          V

Tu nombre es vacío:
Soy muriendo

¿Y por qué habrías de ser diferente?
-----------------------

Variante:

Busco zarzales:
no las encuentro

¿Es tiempo de creerlas si nuevas?

Variante 2:

Tal vez si permitieras al Demonio
la noche vendría

un ángel guerrero

Variante 3:

En un rincón oscuro
ovillada
escuchas voces

Como las respondes: te escuchan

Te dicen que la mates: lo tratas de hacer
Te dicen que camines: caminas
Te dicen que te arrojes al paso del bus: dudas

Variante 4:

Dominus vobiscum: pasa colado

Variante 5:

Exiges un ósculo en el ano: distintas resultantes





          VI

¿A qué buscarte?
No tienes nombre

Realismo metafórico
-----------------------

Variante:

Ya te agarré de las verijas:
BELCEBÚ

Metáfora realista?
Nos place tu morada?
Un abismo de moscas?





          VII

Vamos con paso seguro
al olvido

A la nada        diría yo
--------------------------

VARIANTE SONSA

Vamos           con paso seguro
al olvido

Mejor no

(da lo mismo)





          VIII

No sabrás
de tu descanso

Ni yo       Ni ella       Ni tú
--------------------

Variante:

Ellos están seguros:
después: Satán o Miguel

Estos: NO SABEN
Dudan a concho

Los sabios de verdad:
Bebiendo cerveza





          IX

Si pudieras nombrarle
serías eterno.
Al menos por un instante

El sueño del pibe indeciso
------------------------

Variante:

Los Tres Sargentos
marcaron la despedida

Y una cámara tramposa
Y unas memorias iniciaron el recorrido
Y un común y corriente





          X

Si le encontraras
sabrías el sabor de la alegría
el aroma de la congoja? dudoso:

Chancho en el barro
----------------------

Variante:

Al Negrito Floridor le golpeaban
la cabeza
Sus berridos calaban en los huesos
Las triquinas menudeaban en la carne






          XI

Tu todo
es mi carencia:

Chancho en misa
------------------

Variante:

Chancho en misa:
Mi carencia: Tú todo:
No + que palabras
Como bacinica nardos metempsicosis

(Pero si quisieras agredir: lengua en la vagina
Paracleto      zorrita con zorrita      goma de mascar)





          XII

Oh si te conociera
yo también sería

Tu nombre encanta
bálsamo         como el agua
de vertiente oculta

Como Olga Sierra la boca suavemente
en torno a la verga dura en la explanada
del Santa Lucía
Se inicia el movimiento de vaivén
succiona         explota

Tu aroma     como el nombre del eterno:

Cuero de chancho
------------------

Variante:

El papel no lo aguanta todo
Los echaban a la hoguera

Le cerraban las antologías






   
   

domingo, 17 de marzo de 2013

Los OVNIS redentorios y DE FAMILIA, dos textos desde EPIGRAMAS A MODO DE ANTÍDOTO

 
 
 






Los tradicionalizados en llapa suelta





(desde la parte Epílogos)


de: <Epigramas a modo de antídoto>
(o  Epigramas de decinformasión)


dos textos: díptico mal armado





LOS OVNIS REDENTORIOS



Los Ovnis redentorios, citó el periodista.
 (Yo soñaba con Cristos informáticos).

Mi alma dudaba entre ser salvada
hacia un paraíso recurrente o hacia el vértigo de la nada.
Pero era yo mente que soñaba una orquídea que soñaba.

En el intertanto
yo cuerpo bostezó por tercera vez
mientras un gallo clonado
saluda y no saluda su luna renovada.

Ahí fue que apareció el Mesías.

Ohhhhh.

-------------------------------------------------




DE FAMILIA


Aquella rubia tía de mí / quiso /, afanosa,               Epigramática Familiar
tener por hijos sus propios sobrinos quiso
Dios la bendiga
me dio primas que fueron mis propias hermanas.
¡Cositas!

Ay hermana mía, prima de mi alma,
ingenua paloma ardorosa,                                       Bibliomático
mi única prima hermana verdadera rubia
cuando sumerjo
entre tus acogedores y duros deseos y delirios
y encuentro espejo y mitad.
¡Ay! ¿Me compararías Catulo con Gelio?

Ay prima / olvidemos el origen / imitemos a Roma.
Y que Catulo enmudezca / o sonría en su tumba.
Dios lo quiera.








  
   



sábado, 16 de marzo de 2013

A MITAD DE LO INCIERTO (de: El Surco Confundido o Cambridge Revisitado)

 
 







(desde: El Surco Confundido o Cambridge Revisitado)


4
A MITAD DE LO INCIERTO



Hacia donde el pretexto del encuentro,
vestido en linajes:
La luna mecía sangre coagulada.

Sin desconciertos ni desazones requeridas
+ ovillado
y en cueros, hilos en los chanchitos,
estampillas en las ovejas:
La torpeza del viento hería los
dejos de hace muchos pasados y desvelos.

Cuando por el putrefacto y adorable
sombreado de tiritos o costumbres
ejercían su aroma:
El arcoiris predecía la desazón del horizonte.

Para por ahí de certeza, de pasada en el tráfico
a la ruta del olvido,
/ ofrecido y oculto:
La muerte jugaba su baraja / de fresias tímidas
fresias velaban sus entrepiernas aromáticas:
La iglesia redonda de piedra romana predijo
la temporalidad del encuentro.

Pero ni así, de mesonera atrayendo las sonrisas
el primer trimestre y sus nuevas bicicletas
ni allá: propinas escuálidas,
ni nada en la angustia,
ni en sus horas hambres, cuando el atardecer solitario.

Ni siquiera de copetinera exitosa / ingenua por costumbre:
el sistema las produce como desacostumbrado lubricante
para la transferencia del goteo.

Fornica sudores,
o cubre banquetes del alto mando
para calmar el podrido gusano:

Su podrido gusano. (A punto estuvo de decir
pero quedó callado).